miércoles, 23 de agosto de 2017

No fuimos de camping



Hace unas semanas os contaba que estábamos barajando la posibilidad de marchar de camping unos días aprovechando el puente de agosto. Aunque no estaba 100% asegurado porque al Mozo le tenían que conceder un par de días, a saber como me encontraba yo y si nos veíamos con ganas, al final pudo ser y allá que nos fuimos toda la Hobbito-familia al alto Tajo a huír de los calores madrileños.Lo de huir de los calores es un decir porque justo cuando partimos bajaron un huevo y parte del otro las temperaturas pero bueno, son cosas que nos pasan.

¿Cómo fue el camping? A ver, perfecto, perfecto, lo que se dice perfecto, no puedo deciros que fuera. No. Digamos que fue una acampada accidentada. ¿Cómputo final? Super positivo y pensamos repetir. ¿Por qué digo que fue accidentada? Ahora mismo os lo cuento.

lunes, 21 de agosto de 2017

El efecto abuela



En este segundo embarazo la sintomatología del primer trimestre me dejó para el arrastre, hecha un auténtico higo. Por este motivo, pedí ayuda a mi entorno, léase a mi madre y a mi suegra. Al principio no las tenía todas conmigo y de hecho, el lograr instaurar las visitas de mi suegra ha sido muy complicado pero a día de hoy puedo decir y digo bien alto y con orgullo que es lo mejor que he podido hacer.

viernes, 18 de agosto de 2017

Semana 17



Seguimos en el segundo trimestre de embarazo y, ya si, puedo decir que los síntomas chungos se han pasado y que ahora me encuentro cual rosa primaveral oronda. 

Y es que la barriga ha brotado inmensa. Ya empiezo a golpearme con las cosas, los muebles, no puedo pasar de lado por las puertas... Todo muy gracioso xD. Había olvidado esa sensación. Y el abdominal ha desaparecido. Entiéndase por 'abdominal desaparecido' que no me funciona cuando intento levantarme tirando de tabla, al agacharme o al intentarme doblar para rescatar algún juguete de Habi. No lo recordaba yo tan pronto en el primer embarazo pero en este está siendo así desde ya.

viernes, 11 de agosto de 2017

Semana 16



El segundo trimestre ha conseguido calmar las aguas turbulentas de este embarazo. Y menos mal porque empezaba a pasarlo realmente mal. Sin embargo, ya está. Las náuseas parece que desaparecen, los vómitos hace días que no hacen acto de presencia y ahora la sintomatología es más suave. ¿Puñetera? Si. Pero que queréis que os diga: la prefiero a los tres primeros meses que he vivido en compañía de #2. 

miércoles, 9 de agosto de 2017

El destete nocturno (III)



Tras una semana parados en el cuarto de Habi, una semana en la que no hemos hecho NADA por pura vagancia hobbita, hemos retomado las 'obras' y ahí nos tenéis: mazo en mano (el Mozo) y destornillador en mano (Hobbita), destrozando muebles y sacando herrajes de las paredes. Todo esto os lo anticipo porque nos ha llevado a dividir la semana en dos momentos críticos:

martes, 8 de agosto de 2017

¡Puedo rugir!



Boolino vuelve a enviarnos un libro, de nuevo adaptado a la edad de la Habichuela así que hemos tenido una semana de pruebas y testing con este ejemplar reluciente (de momento) que aterriza en nuestro rincón de lectura. 

Puedo rugir es un libro de cartón, resistente, grande (en mi opinión poco manejable para la Habichuela por su tamaño y algún que otro golpe se ha arreado con él, la muy brutica) y bastante divertido. Consiste en contarle el cuento y poner tu cara (o su cara si jugáis delante de un espejo) en el lugar en el que estaría la cara del animal que vas a imitar. 

Habi se lo pasa muy bien cuando me ve hacer el tonto metiendo la cabeza por el agujero. Luego coge el libro y me imita metiendose ella. Delante del espejo da mucho juego. ¿Qué problema le veo al libro para la edad de Habi? Que es muy largo. Tiene demasiados animales y a mitad del tomo, la niña se aburre y se va a buscar otro libro. 

Supongo que según vaya cumpliendo meses, aguantará más tiempo con el libro y algún día lograremos llegar hasta el final. De momento, debo confesar que no se encuentra entre los favoritos de mi retoño.

Por lo tanto, para 17 meses, le doy un 6/10

Podeis conocer más de este libro pinchando aquí

¿Conocíais este libro? ¿Alguno del estilo?

lunes, 7 de agosto de 2017

Visita al ginecólogo privado (I)



Si en la anterior entrada de controles médicos os contaba que me había topado con una matrona tirando a poco empática, ahora toca el turno del ginecólogo. 

Mi ginecólogo es majo, un tío campechano al que conozco desde hace bastante años y en cuyo criterio confiaba. 

Confiaba en pasado. 

Y es que, de nuevo, me encuentro con que, cuando apenas hay un esbozo de embrión creciendo en mi útero, se me anticipa todo lo que va a pasar. Pero tratemos de ordenarlo y vayamos al turrón.

viernes, 4 de agosto de 2017

Semana 15



Pues ya de lleno en el segundo trimestre de embarazo. Los vómitos van remitiendo y apenas queda un vestigio de náusea o malestar cuando hace mucho calor o llevo tiempo sin comer. 

Por otro lado parece que #2 apunta a niña o al menos eso me dijeron en la ecografía de las 12 semanas de la seguridad social. Queda confirmarlo en la de las 20 semanas pero vamos, en esta familia solo se hacen niñas así que probablemente como niña se quede. 

Y tras la maravillosa noticia del sexo fetal, pasemos a hablar de síntomas:

miércoles, 2 de agosto de 2017

El destete nocturno (II)



Pues aquí seguimos, con nuestras venturas y desventuras a la hora de lograr que Habi duerma sin teta nocturna en su habitación. Esta segunda semana ha resultado ser un poco más complicada que la anterior, que la verdad es que estábamos alucinados viendo lo bien que se estaba desarrollando la cosa. En esta ocasión el método padre nos ha fallado bastante.

Por un lado, seguimos sin habitación montada (bueno, quien dice montada dice desmontada, porque aunque avanza, esto tiene pinta de ir para largo) con lo que muy acojedora no es que sea. Por otro lado, se juntaron un par de noches malas con un Mozo que tenía MUCHO sueño. Y un Mozo con sueño es conflicto asegurado.