viernes, 9 de junio de 2017

Cuando las tareas son un problema (III)



Hace unas semanas publiqué en la página de facebook del blog la traducción de un comic con el que me topé por casualidad en un grupo de crianza de la red social. 

Por si queréis verlo (cielos, no dejéis de verlo) os dejo el link al comic original, en francés, aquí. Y la traducción al español aquí.

A modo de resumen os diré que son una serie de viñetas con situaciones cotidianas en las que nos vamos encontrando día si, día también las mujeres. Nada traumático, simples estadísticas. 

El caso es que, según iba leyendo, iba sintiendo como se me acababa el aire. Y es que yo, que se supone que tengo mucha suerte por estar con el Mozo con el que estoy (oye, que mis Melenas Místicos y mis Profanadores de Tumbas me ha costao encontrarlo, ejem), me veía reflejada en el 98% de las viñetas que leí. Aterrador.

miércoles, 7 de junio de 2017

Vértigo en la tripa



La entrada anterior fue corta, muy corta pero es que creo que a veces una imagen dice más que mil palabras. Sin embargo, como lo mío es la incontinencia verbal, quiero dejar plasmado el torrente de emociones que llevo viviendo desde hace un par de semanas, cuando me hice ese test que arrojó el preciado positivo.

lunes, 5 de junio de 2017

viernes, 2 de junio de 2017

Vida en Mordor: el Parque



Desde que tengo uso de razón, he vivido en Mordor. He pasado aquí mi infancia y mi adolescencia y fue a partir de mis 18 años que partí lejos intentando no volver la vista atrás hacia este barrio madrileño que me había dejado un regusto tan amargo. 

Cuando tuvimos que abandonar Hobbiton y nos planteamos volver a vivir aquí reconozco que lo viví con el dramatismo que me caracteriza. Sin embargo, después de unos cuantos meses viviendo de nuevo aquí, tengo que reconocer que empiezo a mirar el barrio con otros ojos. 

lunes, 29 de mayo de 2017

Jugueteando: el Juguete Infernal



Hace ya unas cuantas entregas os hablé de esta aberración traída de lo más profundo de los avernos. Este demonio enloquece-madres y abduce-padres. Este cacharro infernal.

Y sin embargo, el cacharro sigue en mi casa. ¿Por qué? Primero porque, obviamente, tenía que reseñároslo para que os regodearais en mi desgracia pero en segundo y no menos importante lugar, porque Habi lo adora.

¡Oh, si! Este juguete pensado para hacer a nuestros churumbeles adictos a las tragaperras la tiene embelesada. Y eso que el 90% del tiempo se lo tengo escondido y con el sonido en posición off, que una es malamadre y, aunque tengo nervios de acero, tampoco es plan de ponerlos a prueba día si y día también en una de esas pruebas de esfuerzo que tanto gustan al Mozo.

Así que, amado público, por fin ha llegado el día. Con todos ustedes (redoble de tambor) el Juguete Infernal:

viernes, 26 de mayo de 2017

¡Guau!



De la mano de Boolino llega a nuestro rincón de lectura el libro ¡Guau!

En ¡Guau, un perro rojo se va a jugar y se va encontrando con diversos perros molones a los que decide copiar alguna cualidad para ser tan molón como ellos. Una vez copiada, corre a enseñarles su nueva característica a sus amiguitos del parque que... ¡guau! Deciden imitarle porque hay que reconocer que está muy molón. Sin embargo, eso de que le copien no le hace ni pizca de gracia al perro rojo.

Este es un libro sobre la identidad, la necesidad de sentirse diferente al resto y a la vez integrado en un grupo. Habla de la diversidad y enseña que a veces es importante remarcar lo que nos hace distintos para resultar molón.

miércoles, 24 de mayo de 2017

Porteo en verano



El porteo en verano es algo que siempre trae de cabeza a los papás porteadores. En los foros en los que me muevo, a estas alturas del año, el cómo portear en verano es una pregunta recurrente que surge una media de tres o cuatro veces al día. Intentaré solucionar algunas de las dudas con las que me encuentro más habitualmente en estos círculos canguros. 

lunes, 22 de mayo de 2017

Cosas de Habichuelas: el Pressing Catch



Mi dulce monito retozón se ha convertido en una bestia parda de manual. La huelga de cambiador está alcanzando límites insospechados. Y es que Habi, lo del cambio de pañal lo lleva reguleras.

No es una niña que se ponga farruca, venga a chillar y a gritar como si la estuviéramos matando, no me entendáis mal. Salvo en un par de ocasiones en los que brotó dermatitis del pañal por la zona, con las molestias que ello conlleva, nuestro problema no es que entre en modo Drama Queen. No.

Yo levanto a mi pequeña Habi cagona, le explico con dulzura que vamos a cambiar ese culo sucio y me la llevo al cambiador. La tumbo con suavidad y todo son flores y unicornios rosas. Ella me mira embelesada cual anuncio de Dodot y entonces....

viernes, 19 de mayo de 2017

Recuperando vida virtual



Quienes me siguierais en Facebook ya supisteis que nos quedamos sin Internet. Otra vez. Si. Así es la vida en Mordor, una auténtica montaña rusa electromagnética de ir y venir. En este caso Chema no tuvo culpa ninguna, pobrecito mío. En esta ocasión, nuestro Polstergeist privado se mantuvo tranquilo en su rincón oscuro para dejar paso a la migración de línea de Pepephone.

Porque si, señores. Pepephone decidió migrar la línea. Y nos avisó. Vaya si nos avisó. Correos por doquier. ¿Y que hizo la Hobbita aquí presente? Reenviar dichos correos sin mirarlos mucho a la Comisión de Redes Internas, AKA el Mozo. 

lunes, 8 de mayo de 2017

Vacaciones con niños



La semana pasada no estuve por aquí. ¿El motivo? Nuestras primeras vacaciones familiares solos. 

Y es que desde que la Habichuela llegó a nuestras vidas, nuestras escapadas han sido contadas y, hasta el momento, con el calor del grupo arropándonos. Exceptuando esa terrible escapada al Hotel Rural Barbacedo (que concluyó en una barbacoa en grupo, como recordaréis) siempre nos hemos ido a campings o casas rurales con nuestros amigos. 

Además, siempre hemos intentado que las rutas fueran cortitas. Hemos estado en el Alto Tajo, de camping. En Cuenca, en la casa de unos amigos, regando un huerto. En un par de casas rurales por Gredos y el Jerte... Todo escapadas de fin de semana, muy medidas y meditadas. 

martes, 25 de abril de 2017

Concurso de pañales de tela



Lo se, lo se. Llevo mucho retraso en contar mi experiencia con los benditos pañales de tela pero es que llevan un aprendizaje importante. Creo que me está costando más el tema del pañaleo que el del porteo, que se dice pronto. Pero todo llegará. 

Hoy vengo con una entrada cortita para pediros el  voto. En el facebook lo he intentado pedir pero, como buena tecnolerda, algo no sale del todo bien y no soy capaz de publicar correctamente el enlace. 

Y es que.... ¡me presento a un concurso para ganar un pequeño lote de pañales de tela! Aprovecho para invitaros a participar. Solo tenéis que fotografiar el culo entelado de vuestro retoño (o entelar un muñeco, enseñar vuestro stash.... que chula la palabra: stashhhh) y enviarla por privado al grupo de la Semana Internacional de los Pañales de Tela. Y luego, solo hay que recolectar 'me gustas'.

Que ganar es difícil pero ya sabéis que la ilusión es mu bonica y que a mi estar ilusionada me sienta bien.

¿Para votarme? Pincháis aquí y en un ratito estáis viendo el culo entelado de la Habichuela. 

No espereis una gran foto. Os pondré en situación: Habichuela haciendo el cocodrilo, girando como una peonza en el cambiador. Mozo y Hobbita peleando con ella para ponerle el cobertor de abejitas (es taaaan bonito) encima de su ajustado para pasar la noche y que salga guapa para el concurso... Habichuela poco colaboradora colgada de la cortina de la ducha, Mozo intentando que no se caiga, Hobbita disparando fotos sin ton ni son.... Vamos, que si, que confieso que he subido esa y no otra más artística porque esta fue la única que no salió movida (en exceso). Recordad: esto no es un concurso de calidad fotográfica. Es un voto para hacer feliz a una Hobbita de bien que vive en Mordor, muerta de frío, en la oscuridad, pasandolas putas para que se sequen los benditos pañales. Pensad todo esto y dadme ese voto.

Y ya que estamos, a contar chistes en los comentarios, que no solo os voy a pedir el voto, ¡leches!.

¿Habéis participado en concursos en los que os pidan fotos de vuestro retoño? ¿Son tan difíciles de capturar como la Habichuela?

viernes, 21 de abril de 2017

Cosas de Habichuelas: Primeras palabras



Habi habla.

Es oficial.

Su repertorio incluye las palabras 'Mamá', 'Agua', 'Hola' y 'Deva'.

Ya.

Y con eso pretende expresarse, toda convencida. 

miércoles, 19 de abril de 2017

Papá dice



Por fin ha llegado de la mano de Boolino un libro que, esta vez si que si, puedo utilizar con la Habichuela y no solamente con mis sobrinos más mayorcitos. Lo que ha costao, madre mía.

El cuento es una maravilla. Así os lo digo. Me encanta la ilustración, el mensaje, todo lo que se puede trabajar con él (colores, animales, sonidos de animales, amor paterno-filial...) y, sobretodo, me entusiasma deciros que a la Habichuela le fascina. 

lunes, 17 de abril de 2017

Sello de calidad #MaryKay



Hace unos días llegó a Mordor un paquete de Mary Kay que estaba costando recibir por problemas con la dirección. Vamos, que estaba llegando todo el rato a Hobbiton. Afortunadamente, desde Mary Kay se pusieron en contacto conmigo y subsanaron el error así que, para empezar y aunque no esté dentro del sello, muy buena atención al cliente por parte de su equipo.

Vayamos ahora al turrón.

Balance.



El blog lleva parado un par de semanas pero es que no me da la vida para más. Habi pasa de 0 a 100 en 0'7 nanosegundos, hay muchísimo que hacer en la casa (esta Semana Santa nos hemos metido a bricolajear otra vez), hemos tenido unas cuantas semanas de compromisos sociales que me impedían sentarme en el ordenador, me han dado un curso gratuito de escritura en la biblioteca del barrio y, lo más importante: ha salido la convocatoria de una oposición que DESEO. 

viernes, 31 de marzo de 2017

Porteo en invierno: luces y sombras



Una vez analizados los sistemas de abrigo tanto para bebé como para porteador, vayamos al turrón que todos sabemos que es lo que nos mola. Que el porteo es muy bonito, si, pero luego nadie nos cuenta la realidad y nos vamos frustrando. ¿Qué desventajas le encuentro yo al porteo en invierno?

miércoles, 29 de marzo de 2017

Primeras impresiones con pañal Todo en Uno.



Hace unos días os contaba que la tela me tentaba. Que me ha entrado una conciencia ecológica de no te menees, lo que sumado a que ahora me veo capaz de hacerme con la tela, me haya animado a probar. 

Y es que, de recién nacida, me parecía un engorro el tema tela pero ahora que ya hace cacas en bolitas, pocas veces al día (generalmente una o dos veces aunque ha sido empezar a usar tela y, no se por qué, pero me caga el pañal siempre que lo estrena >_<).

Como no quería gastarme mucho dinero y si probar diferentes sistemas, he ido rastreando ofertas, empollando, preguntando a  gurús de FB y al final me decidí a probar tres tipos de pañales:

- Todo en uno (TE1)

- Rellenables de bolsillo

- Cobertores y predoblados. 

¿Por qué esa elección?

lunes, 27 de marzo de 2017

13 meses

La entrada de hoy llega con muchísimo retraso pero es que los 13 meses de Habi se prometen intensos y pocos minutos al día me quedan para sentarme a escribir o a transcribir lo escrito.

Este 13º mes le están saliendo a Habi las muelas. TODAS. Y se está traduciendo en un culo muy escocido (en parte por eso me he decidido al cambio a la tela aunque no está sirviendo de mucho), malestar nocturno y mucha bracitis. 

Estas últimas semanas he notado una regresión:

viernes, 24 de marzo de 2017

Porteo en invierno: abrigar al porteador



El viernes pasado os comenté como había que abrigar al bebé para portear en invierno pero no es menos importante saber como debemos abrigarnos nosotros para salir a las calles en plena ola de frío. De nuevo, os voy a contar mi experiencia sin medias tintas: lo bueno y lo malo aunque como he usado tantas cosas, os las voy a comentar un poco por encima y ya si os mola, os voy diseccionando cada cosa que haya utilizado.

Mis opciones para abrigarme en invierno hasta ahora han sido:

- Forro polar de porteo + abrigo normal abierto: 

Ya sabéis que en mi primer invierno porteando, cuando yo era una cangura junior, me hice un polar de porteo por menos de 20€. Esta fue mi opción todo el invierno pasado y buena parte de este. Recordad que me hice este forro sin ser especialmente mañosa. La mecánica es sencilla: me pongo el portabebés con Habi ya colocada y a continuación, forro polar con el insertable y, si hace mucho frío, mi abrigo por encima y abierto. Esto me ha venido perfectamente mientras he porteado delante pero este año, se me ha quedado muy corto cuando nos hemos ido a hacer senderismo y Habi tenía que pasar obligatoriamente a la espalda. Los primeros días me hice un apaño poniéndome el forro del revés pero te quedas sin opción de ponerte el abrigo encima. Además, Habi cada vez es más grande y ya no es solo que ella prefiera ir a la espalda si no que es menos peligroso llevarla atrás porque al menos me puedo ver los pies. Por esta razón hemos pasado a otros sistemas.

- Abrigo de porteo:

Me compré un Lilliputi en una ofertaza que apareció ante mis ojos por Internet, así, como caída del cielo. Si tenéis en mente haceros con un abrigo de porteo, ahora que viene el buen tiempo es una perfecta ocasión para cazar ofertas en la web.

Ya os contaré más a fondo pero os adelanto que, en su conjunto, este abrigo está bastante bien. Sin embargo, para mi tiene una pega y es que pesa mucho para lo que yo estoy acostumbrada. Eso si, es muy calentito y me gusta el sistema que tiene de cremalleras para poner y quitar con el bebé a la espalda. No me gusta tanteo para poner con el bebé delante porque es complicado con el tamaño que tiene ya Habi. 

Otro problema con el que me encuentro ahora es que, en Madrid estamos pasando por la famosa estación del Frío-Calor. En estas circunstancias el Lilliputi se pasaba de caluroso así que he tenido que improvisar y aprovechando otra oferta, me he cogido un polar largo de entre tiempo de Árbol del Amor. 

Ya no quedaba en mi talla el modelo que yo quería pero por 34€ no le voy a hacer ascos al modelazo negro que me ha llegado. Estoy contenta en general. Podrían mejorar el material de las cremalleras y no es tan tecnológico como el Lilliputi pero no pesa nada y hace el apaño perfectamente. 

- Cobertor: 

Esto lo he probado indirectamente porque mi amiga Porteadora en Prácticas tiene un Hoppediz. El cobertor me parece una opción muy buena si sois más de un porteador en la casa, ya que lo pueden utilizar con diferentes tallas. Además, es una opción económica (excepto si encontráis ofertas tipo las de Árbol del Amor) y a mi me parece una buena opción para el sube y baja.

¿Con qué porteáis vosotros en invierno? ¿Queréis análisis en profundidad de los abrigos que he probado o pasamos directamente a otra cosa? ¿Qué abrigo tenéis en casa para portear?

miércoles, 22 de marzo de 2017

Fomentando la lectura: Selección de libros para niños de un año



Que soy una amante de la lectura es un hecho que pocos podrán negar. Desde que tengo uso de razón me recuerdo rodeada de libros y aunque ahora con la maternidad me cueste sacar un rato para leer literatura adulta (gracias eBiblio por existir) eso no quiere decir que no desee fomentar en Habi el hábito de lectura.

Por otro lado, la literatura infantil y juvenil es un género que me apasiona desde hace mucho tiempo. Desde antes de embarcarme en la maternidad, he hecho. Recuerdo muchas conversaciones con mi tía paterna (profesora de lengua y literatura) acerca de títulos y más títulos que recomendar a sus alumnos. 

Sin embargo, tenía una carencia: los libros de 0 a 3 años. Y ahora mismo me estoy resarciendo y haciéndome un master de lo más molón.

Lo primero que he aprendido con esto es que no hay que correr. En mi mundo happy-primerizo yo me imaginaba a mi misma leyendo cuentos a mi hija antes de ir a dormir. A mi hija de 6 tiernos meses. Sip. Y claro, no. A un bebé de 6 meses puedes intentar leerle un cuento pero el resultado va a ser tirando a desastroso. Al bajar de mi nube arcoiris he entendido que un bebé de 6 meses no está para lecturas: está descubriendo el mundo y no le hace ni puto caso a los libros a menos que se los quiera comer. 

Ahí estaba yo, llorosa, mientras mi bebé pasaba olímpicamente de los cuentos. ¡Qué desilusión!

Pero paciencia. Solo tenía que esperar, seguir dejando los libros a su alcance (le hemos preparado un rincón de lectura en el salón) y un día se hizo el milagro. 

lunes, 20 de marzo de 2017

Yo confieso: me tienta la tela



En anteriores episodios de Yo confieso manifestaba mi problema de adicción a los portabebés: nunca se tienes suficientes. Una compañera Anónima me avisaba que tuviera cuidado, que lo siguiente eran los pañales de tela. Le respondí que estaba yo muy segura de que no me captarían porque no tenñia ganas de embarcarme en semejante berenjenal....

Pues, ¡ZASCA!

¡Trágate tus maternales palabras, Hobbita! (Una vez más).

Y es que la Red es traicionera y ahora, allá donde mire, me bombardean con anuncios y ofertas sobre las bondades de la tela. 

domingo, 19 de marzo de 2017

Te quiero noche y día



Ha llegado a casa un nuevo título para la Estantería del rincón de lectura: de nuevo, Boolino nos manda a casa una historia perfecta para niños de 1 a 3 o 4 años, muy adecuada para leer justo antes de dormir. 

Es un libro grandote, en tapa dura y que me gusta mucho. Tanto que no se lo pienso dejar a Habi hasta que no se le quite esa fea costumbre de devorar (literalmente) los libros. A mi niña le gusta comer papel, que le vamos a hacer ¬_¬.

viernes, 17 de marzo de 2017

Porteo en invierno: abrigar al bebé



Ya sabéis que Habi nació en febrero por lo que en esto del porteo invernal estoy bien curtida. Sin embargo, el año pasado yo era una primeriza porteando y no le saqué todo el partido que si he obtenido este año y es que la experiencia es la madre de la ciencia, dicen las malas lenguas. Así que hoy vengo a contaros desde la más pura de las experiencias, como se desarrolla el porteo en invierno. Y como es característico, no esperéis encontrar solamente las bondades del porteo. No. Ya sabéis que aquí le sacamos punta a todo así que retomamos las luces y sombras del porteo con la serie del porteo en invierno.

miércoles, 15 de marzo de 2017

Nos quedamos sin Abuela



Lo primero, que nadie se me alarme: mi madre está bien, estupenda y fantabulosa. Sin embargo, a partir de esta tarde, a las 18h (hora zulú) nos quedaremos oficialmente sin Abuela durante nada más y nada menos que la friolera de un mes. 

Y es que a la Abuela la van a operar.

lunes, 13 de marzo de 2017

Revisión anual ginecológica. ¿Vuelta a ciclar?



Ya ha pasado un año desde que en esta casa se vivió el parto de Habi y gracias a ese gran hito me percaté de que ya me iba tocando la revisión anual de mis bajos. 

Teniendo en cuenta que queremos ir a por #2 y que estas cosas mejor no dejarlas, pedí hora y, una semana después, ya tengo todas las pruebas hechas a la espera de revisarlas con el doctor. 

Como siempre, tocó ecografía vaginal. Mi doctor me indicó que mis ciclos se iban a reiniciar en breve. Concretamente, lo que el buen hombre me dijo fue:

miércoles, 8 de marzo de 2017

Sello de calidad: pañales dodot



Hace un par de semanas, la Habichuela y yo acudíamos al evento #PapásDodot (donde nos hicieron fotos a Habi y a mi y pudisteis desvirtualizarnos un poco) y unos días después nos seleccionaron para participar en el sello de calidad de Madresfera sobre los susodichos pañales. Tras una pequeña odisea con la entrega de los pañales, por fin tenemos el paquete en casa.

¿Y por qué os digo que fue una odisea? Pues porque ya sabéis que yo me mudé de Hobbiton a Mordor pero había olvidado actualizar la dirección en Madresfera. Como no soy tan lerda como pensáis, en cuanto me apunté al sello, me percaté del tema de la dirección así que, rauda y veloz, actualicé los datos. Y ya está.

Pero, ¡ay, amigos! Las cosas del Internet y la tecnología no van así y unos días después, viendo que mi paquete no llegaba y que nos instaban a escribir el post sobre la cata de pañal yo empecé a mosquearme un poco. Y, ¡bingo! Justo ese mediodía, me llamó un repartidor cabreado porque estaba timbrando en casa y nadie le abría. Por supuesto, dicha casa estaba en Hobbiton. 

lunes, 6 de marzo de 2017

Jugueteando: Los regalos navideños



Empiezo nueva serie dedicada a juguetes que me habéis pedido muchos de vosotros. Los dos primeros post van a ser un poco genéricos pero poco a poco os voy a ir desgranando los juguetes a los que más partido les estamos sacando de cara a que, si os apetece, valoréis si os interesan para vuestros retoños o futuribles herederos.

Este año han sido las primeras Navidades en las que hemos sido tres. Unas Navidades chulísimas que hemos vivido con mucha ilusión. Habi no se enteraba de nada pero nosotros si y las hemos vivido de otra manera. Aunque el día de reyes se nos empañó un poco, ya veré si os cuento o no (aún estoy pensandolo de ahí mi falta de publicaciones navideñas) el caso es que podemos decir que han sido unos días de lo más chulos. 

Eso si, el Mozo y yo nos hemos tragado mil veces nuestras palabras de antes de ser padres (typical paternity). Y es que yo no paraba de ver a mis padres llenando a mis sobrinos de chorricosas y el Mozo y yo decíamos:

- Esto cuando nos toque a nosotros, hay que pararlo. No puede ser esto que al final tenemos que salirnos del salón.

Una vez fuimos padres, vivimos el asunto de 'las cosas' con intensidad. Tan intenso fue que ya sabéis que tuvimos que abandonar Hobbiton para trasladarnos a Mordor y de nuevo dijimos: esto hay que frenarlo. 

viernes, 3 de marzo de 2017

¡Nos vamos a la nieve!



Este fin de semana vamos a enfrentarnos a una prueba de fuego con la Habichuela: nos vamos a la nieve. ¡Al Pirineo Aragonés!

El primo del Mozo se alquila una casa allí todo el año con unos colegas y a veces, se queda vacía. Es en esos momentos cuando el Primo nos avisa para invitarnos a pasar allí un fin de semana. Este año el destino ha querido que el compañero de esquí del Primo se esmorre y se rompa tibia y peroné (¡¡¡Yjuuuu!!! Digo... que pena U_U) así que el Mozo, la Habichuela y yo, nos vamos a disfrutar de su habitación durante dos días.

¿Y por qué asusta?

Bueno. Habi es un amor de niña, un caramelito en dulce cuando está de buen rollo. Divertida, risueña, espabilada.... Pero el coche... ¡Ay! ¡El coche! El coche es su criptonita.

miércoles, 1 de marzo de 2017

Revisión pediatra y vacunas del año



El martes pasado nos tocó volver al pediatra para las revisiones del niño sano que tiene implementadas la Comunidad de Madrid. Además, a los 12 meses, toca vacunar según el calendario vacunal de nuestra comunidad así que allá que me dirigí en compañía de una Habichuela que algo se olía. 

Y es que en cuanto cruzamos la puerta del centro de salud, la Habichuela se echó a llorar desconsolada. Lo nunca visto. Algo me dice que la pediatra horrible que teníamos tuvo algo que ver en este odio visceral al edificio pero no me esperaba que pasara ANTES de cruzar la puerta de la consulta.

lunes, 27 de febrero de 2017

Primer cumpleaños



El domingo 19 la Habichuela cumplió un año en nuestras vidas y en esta casa se celebró a lo Gipsy style: un cumpleaños que se alargó cuatro días. Y es que, por logística, tuvimos que hacer hasta cuatro reuniones diferentes para poder quedar con (casi) todo el mundo. 

viernes, 24 de febrero de 2017

12 meses



Mi amor. 12 meses ya y no pude escribirte a tiempo este post. Ya te acostumbrarás a estas cosas de tu madre (y de Mordor) pero hija, fue imposible transcribirte estas palabras antes del domingo pasado.

Has cumplido 1 año, bebé. Ya mides 72 cm. y pesas 8,240 kg. Estas hermosa, grande y ágil y demuestras tener una inteligencia de lo más avispada. Estás muy simpática y cada día es más divertido (a la par que cansado) estar a tu lado.

jueves, 23 de febrero de 2017

Un avestruz con mucha luz




Tres días, ¡tres! que se dice pronto llevo luchando con el portátil para poder escribir. Última actualización, le llaman ¬_¬. En fin, ¿os he dicho alguna vez cuánto ODIO Mordor?

Pues por fin tengo un rato en el que la Habichuela está entretenida, el ordenador se enciende, los planetas se alinean y espero por favor, por favorcito, que no se me quede sin batería el portátil, que a día de hoy es lo único que funciona en esta casa. A este paso me veo escribiéndoos desde el móvil, llenos de faltas todos los post, dictándole a google cual forense en plena autopsia. 

Y tras este momento de queja, vengo a contaros que a nuestro buzón orco llegó, de la mano de Boolino, un cuento muy divertido.

Sacarlo del buzón no fue tarea fácil porque el señor cartero lo había metido a presión y estaba encajado entre las cuatro paredes de la caja.

lunes, 13 de febrero de 2017

Evento Madresfera: #PapásDodot

El lunes 6 de febrero, la Hobbita se lió la manta a la cabeza, agarró a la Habichuela por banda, que estaba un poco petarda, y se recorrió un cachito de Madrid en metro para llegar al evento que Dodot y Madresfera habían preparado para la ocasión. 

Llegué pronto. ¿Por qué? Pues mira. Es que la Habichuela tiene un momento del día particularmente petardo pero que no siempre coincide a la misma hora. Se debe a que está mohína (digo yo) así que, viendo que no hacía carrera de ella, media hora antes de lo previsto (hora zulú), agarré los bártulos y me lancé al frío como si no hubiera un mañana (todo vale para que deje de berrear). El viaje en metro me lo hizo pagar con bien de calor pero la Habichuela se calma con el cambio radical de ambiente así que mira, eso que nos llevamos. 

Una vez en el lugar del evento, pude soltar a mi pequeña fierecilla y en un momento se hizo con todos los presentes. A los animadores les quitó un globo y se lo intentó comer (se mascaba la tragedia pero afortunadamente no explotó) y le pidió bracitos a todo el que pasaba por allí. ¡Hasta nos hicieron fotos y, sin que sirva de precedente, os las voy a adjuntar! :p. Así veis mi cara de payasa participando mientras doy teta XD



¿Y por qué se organizó este evento? Querrás saber. Pues porque Dodot ha hecho un estudio sociológico sobre la paternidad (con P de Padre, de Mozo, de Costillo, de Maromo...) y ha constatado que nuestra generación va cambiando. Que los padres de hoy se implican en el cuidado de los hijos (aunque ya hemos hablado en este blog varias veces de que no tanto en el hogar, ejem).


viernes, 10 de febrero de 2017

eBiblio



Hoy vengo a contaros algo que no se si conocéis pero que a mi me ha abierto el cielo. Y es que, desde hace unos cuantos meses (casi un año ya), el que podríamos llamar el hobby por excelencia de esta Hobbita era la lectura. Y aunque no he dejado de leer (ahora leo blogs y el siempre socorrido facebook, lleno de cotilleos que atisbar desde detrás de la pantalla) echo muchísimo de menos el tener tiempo para coger un libro y simplemente leer.

Un día que paseaba con Habi pasé por delante de la biblioteca pública de mi nuevo barrio y dije: oye, pues voy a entrar a ver si cojo algo y retomo el hábito. Entré, cogí lo primero que había por allí porque Habi empezó a revolverse cosa fina y no es plan de fastidiar a los hacendosos estudiantes que allí moraban y, cuando fueron a pasar el carnet me dijeron que me lo tenían que cambiar. Que era muy antiguo. (Si, llevaba mucho sin pisar una biblioteca U_U). 

El caso es que al cambiármelo me adjuntaron un par de claves que, oh si, me han hecho muy, muy, MUY feliz.

miércoles, 8 de febrero de 2017

Cosas de Habichuelas: modo Pit Bull

Adorable y a la vez con una bocota llena de dientes ^_^

Es oficial. La Habichuela muerde.

Y hace pupita.

Ahí está ella, con sus 6 dientes que parece un castor, sonriente, divertida y a la que te descuidas....

¡ÑASCA! ¡Bocao que te crió!

martes, 7 de febrero de 2017

Pablo Casals, el coleccionista de pipas



Este es el último libro que ha llegado de la mano de Boolino Friends. La verdad es que no me ha gustado demasiado. El problema es que las historias biograficas no son lo mío. No me han gustado nunca y no me gustan tampoco ahora que soy madre. En cuanto a las ilustraciones tampoco es que me hayan llamado demasiado la atención. Son bonitas, están bien, pero tampoco es algo que digas: 'Uaaaalaaaa', como me pasó con Soy un Caballo.

 El libro, aparte de contarnos la historia de este músico la vida a través de un museo y una colección de pipas de fumar, trae un CD con música. El CD está bien, no voy a negarlo pero yo no compro un libro generalmente por un CD de música. Si quiero poner música clásica ya la busco yo específicamente. Por otro lado, la Habichuela a la música clásica, de momento, ni fu ni fa. Ella es más percusionista y de aporrear cosas y seres vivos indistintamente. 

Si queréis saber más del libro, pinchad aquí.

viernes, 3 de febrero de 2017

Proyecto oposición.



Ya es oficial. Ya es un hecho. Estoy apuntada a una oposición.

De veterinaria.

Retomo aquello para lo que gasté tantos años preparándome y la verdad es que creo que he elegido el peor momento porque la Habichuela está que se sale en motricidad, alegría y diversión pero como siempre digo: toro por los cuernos y al río de cabeza.

El lunes, sobre la bocina, después de una semana larga peleándome con la administración virtual, claudiqué y decidí hacer la entrega de la solicitud presencialmente. Bueno, todo lo presencial que puede ser enviar una solicitud a Valencia. ¬_¬.

Y es que, de un tiempo a esta parte, hay muchos trámites que se pueden hacer on line teóricamente hablando y presentar una solicitud para presentarse a las oposiciones es una de ellas. Solamente necesitas un ordenador, tu certificado digital y... que se alineen los planetas. 

lunes, 30 de enero de 2017

Cuando las tareas SON un problema (II)



Hace ya casi un año que escribí la primera parte de este post y es uno de los más leídos del blog, ergo, cuando el río suena, agua lleva. Yo no digo más.

Y es que hace unas semanas volvió a caer una tormenta en Mordor, ahora hogar hobbito. Al ansia viajera del Mozo se le juntó la "actitud de gordo" y la dejadez hacia todo lo mundano lo que se tradujo en una Hobbita bastante agobiada y que empezó a cargarse con demasiadas cosas. 

Yo tengo un problema y es que voy asumiendo tareas y responsabilidades como por inercia, sin casi percatarme y de pronto, un día (generalmente un día que haya dormido mal), me percato de que no tengo fuerza para tirar del carro y simplemente, abandono. Dejo de tirar.

En este caso, había una dejadez general hacia las tareas domésticas, por parte del uno y, por cosas que ahora os relataré, por mi parte también. Porque si hay algo peor que hacer las tareas domésticas eso es que no respeten tu trabajo y que te lo pisoteen.

viernes, 27 de enero de 2017

La abrumadora falta de tiempo



La Habichuela se acerca a su primer año de edad. Ha sido un año maravilloso en el que he aprendido muchísimas cosas y he descubierto hasta que punto son flexibles mis límites. He pasado de ser una, un individuo solitario, a que una pequeña personita, individuo también, se convierta en mi centro y mi periferia. Me gusta mucho la persona que he descubierto que soy, la dimensión que me ha dado la maternidad y me lo paso fenomenal con mi Habichuela, aprendiendo, viéndola desarrollarse y crecer feliz. Sin embargo, no todo son unicornios rosas, no vayamos a pensar. No. 

De un tiempo a esta parte el subidón hormonal que me dio en el nacimiento se ha ido suavizando. Sigue encantándome ser madre a tiempo completo y agradezco cada día no tener la necesidad de trabajar. Sin embargo, empieza a dar toques de atención una parte de mi cabeza que me susurra, cada día más alto: 

- Hobbita! Cuida tu espacio.

jueves, 26 de enero de 2017

Premios madresfera

¡Ey!

¡Estoy nominada!

¡Y para bien!

¡Y ha sido todo un subidón que además la Habichuela me permita escribir esta entrada para agradeceroslo a todos!

Y porqué no, para pediros que me votéis.

Estoy nominada en las categorías de embarazo y crianza y personal

Si tenéis un ratito, pasad a votarme que me hará mogollón de ilusión ^_^.



viernes, 20 de enero de 2017

11 meses



La Habichuela cumplió ayer 11 meses y no tuve tiempo para dedicarle una entrada. La razón fue buena: nos pasamos el día fuera de casa, explorando, jugando, explotando este milagro que es la vida.

No me puedo creer que hayan pasado ya 11 meses y que empiece la cuenta atrás para el primer cumpleaños de mi bebé. Se me hace tan irreal, tan imposible... Y sin embargo, ahí está mi niña, durmiendo junto a su ceporri padre después de darme una noche de esas que hacen que te desveles a las 7 am y decidas que es un gran momento para escribir. 

Habi ha cumplido 11 meses y casi ni me he enterado. Si algo tengo que reseñar hoy es el cómo el tiempo se ha vuelto relativo y se ha acelerado hasta un punto imposible. 

Sin embargo, han pasado nuevas cosas, se han alcanzado nuevos hitos. 

miércoles, 18 de enero de 2017

¿Tener el segundo hijo?



Últimamente en mi grupo de amigos con hijos se habla muchísimo del número de hijos. La hija de Mami Reciente está a punto de cumplir los dos años, a nosotros nos está encantando la vida después de la Habichuela y al final se convierte en tema recurrente en la mayoría de las reuniones.

Las mamis del café de los martes, también plantean la cuestión. Las que son bimadres opinan unas cosas mientras las demás, primerizas, idealizamos otras. Algunas tenemos claro que queremos buscar un segundo, otras se sienten sobrepasadas con el primero y prefieren esperar aunque no lo descartan y otras lo descartan de plano porque solo quieren uno.

El caso es que al final, creo que en eso radica la filosofada: idealizamos un mundo en el que elegir como y cuando tener los hijos. 

lunes, 9 de enero de 2017

Nuestra Nochevieja



Este año el Mozo y yo tomamos la decisión de que la cena de Nochevieja se haría en nuestra casa. No nos apetecía tener que estar moviendo a la Habichuela de aquí para allá, en una noche de locos y borrachos, rodeados de petardos y con lo que le gusta a la niña el coche. Así que se habló con la familia del Mozo, que es con quienes pasamos estas fiestas, y aceptaron venir a nuestra casa.

Entonces llegó la angustia a mi vida: ¡Oh, cielos! ¿Qué es lo que he hecho?

Lo reconozco: me asusté. El Mozo estaba como loco enumerando platos y platos de menú. A mi me parecía que íbamos a hacer un banquete gargantuesco. Además, la gente de Alcalá me da más miedo que los gallegos. Y eso que los gallegos dicen que si en una boda no hay 10 platos de mariscos diferentes, no ha habido boda ni nada. Y es que los de Alcalá son muy brutos con la comida (y si no lo creeis, os reto a iros de tapas por allí). 

viernes, 6 de enero de 2017

Cosas de Mozos: el ansia viajera

Mi Mozo es muy majo, muy amable, muy estupendo, muy buen padre pero tiene un pequeño problemita que suele aparecer entre dos y tres veces al año: si el Mozo no viaja, se pone gilipollas tontorrón.

El caso es que llevaba un par de semanas particularmente irascible, estúpido, saltaba a la mínima, se sentía afrentado por cualquier cosa, me montaba pollos por estupideces. ¡Cielos, tuvimos una discusión delante de los que nos trajeron la secadora simplemente por desenchufar una regleta! Por no hablar de que entra en lo que yo llamo "modo gorderas". Ni hace ejercicio, ni le apetece, ni come bien, ni se lleva el tupper a la oficina, ni le apetece hacer nada de nada y resopla mohíno por las esquinas. Y lo que es peor: no hace ni el huevo en casa. Y eso me cabrea a mi.

miércoles, 4 de enero de 2017

Cosas de Habichuelas: la fase destroyer



Ante todo, disculpadme por no actualizar como antes pero es que Habi empieza a coger una velocidad que no me imaginaba. La vida se empieza a complicar y, aunque sigo teniendo diarrea verbal para dar y tomar, la mitad de las veces me veo "escribiendo" mentalmente un post y sin tiempo físico para pasarlo al blog. Cosas de la maternidad supongo.

Hoy vengo a contaros la nueva fase en la que ha entrado nuestra pequeña Habi: 

La fase destroyer.

Que viene a ser que Habi ha descubierto los recipientes.