miércoles, 13 de diciembre de 2017

Jugueteando: cubiletes apilables de Alcampo



Supongo que a estas alturas estaréis hasta el orto de tanto post de juguetes pero es que esta sección, que tenía planeada sacar a lo largo de todo el año, se ha ido quedando en el tintero a falta de fotos. Y como se acercan las Navidades y yo se que os mola el tema low cost tanto como a mi, tengo que enseñaros los que, de entre los cientos de juguetes con los que se ha juntado Habi a lo largo del año, son caballos ganadores. 

Pues este, señores, es uno de los TOP TOP TOP.



No es madera: el plástico

No es complejo: siete cubiletes tienen la culpa

No es caro: 3,99€, perfecto para tener un detalle con amigos y conocidos

Multiedad: Habi lleva jugando con él desde que lo trajimos a casa, allá por sus 9 meses de edad.

¿Qué tiene este juguete que lo hace tan especial?

Creo que la respuesta es que está muy bien pensado. Antes os dije que no era complejo pero voy a matizarlo. Y es que quien lo diseñó obviamente tenía hijos. Y obviamente se pensó muy mucho como encajar en un juguete tan pequeño tantos juegos y de tantos tipos. ¿Empezamos?

lunes, 11 de diciembre de 2017

Preparación al parto

Hace un par de semanas cambiaron muchísimas cosas en mi percepción respecto a lo que me enfrentaría en unas semanas. Hemos pasado de otra cesárea programada, con equipo especializado en quirófano (por la presentación podálica de la Pulga y por la placenta marginal y acreta) a un escenario totalmente diferente: Pulga en cefálica, placenta anterior pero no previa, sin signos evidentes de acretismo. 

Como os contaba el viernes esto supuso un shock para mi puesto que mi actitud pasó de ser meramente pasiva (bueno, pues ya me sacarán al bebé como con Habi y punto, una pena perderme un PVDC* y bla bla) a:

- ¡MIERDA! ¡Que me voy al soñado PVDC! ¡Y no se si lo soñaba tanto!

Porque seamos sinceros. Las primeras horas post-shock, me cagué viva. Y es que en esto, señores, soy 100% primeriza. A lo que se suma que no solo no he hecho nada de cara a este parto (con Habi al menos me apunté a natación para embarazadas pero en Mordor el horario es a las 8:30 am así que lo dejé pasar). Vamos que mi forma física se reduce a cero. Por no hablar que he mandado al carajo (siendo fina) a la matrona de la SS. Os lo resumiré en dos sencillos puntos:

viernes, 8 de diciembre de 2017

Semana 33



Bueno, pues ya estamos en la semana 33 según FUR (y en la 32 según la corregida por el equipo médico que me atiende, que ya sabemos que yo fabrico fetos pequeños). La actitud hacia este embarazo ha cambiado radicalmente en esta última semana. 

Y es que desde la ecografía hospitalaria, que aunque me dejó mal sabor de boca por lo que aconteció dentro y fuera de la consulta, he pasado de tener una actitud relativamente pasiva respecto al parto a ser completamente consciente de que, ¡ey! ¡Voy a poder tener un parto normal!

Y como buena preñada hormonada, he pasado por una serie de fases ultra chulis: me he agobiado mucho, me he sentido paralizada y así de pronto, toro por los cuernos y.... ¡susto máximo! ¡Que me quedan 4-7 semanas para prepararme para parir! ¡AAAAAARGH!

Así que lo más reseñable en los síntomas de esta semana 33 ha sido mi explosión planificativa: tengo que aprender mucho, embeberme, leer e informarme de todo lo que no he estado pensando en este segundo embarazo (y reconozcamos que tampoco le presté mucha atención en el primero). Y además, tengo que prepararme físicamente para la posibilidad de vivir un parto vaginal. ¿He dicho ya que en 4-5 semanas estaré a término?

La sintomatología física que me va acompañando esta semana no ha variado más allá de un susto el jueves (lo que viene siendo ayer):

miércoles, 6 de diciembre de 2017

Jugueteando: cubo de actividades de Alcampo



Acercándose como se acerca la Navidad, aquí anda la Hobbita preparando esta sección como si no hubiera un mañana. Y es que, como ya hice con los dos caballos ganadores del Lidl, hoy vengo a presentaros otro juguete de madera realmente chulo: el cubo de actividades de la marca blanca de Alcampo.



Y es que Alcampo tiene línea propia de juguetes (unos más educativos que otros) y dentro de esa línea hay unos cuantos juguetes de madera de esos que a las hippis zarrapastrosas como yo hacen que nos brillen los ojitos. ¡Y tan baratos como los del Lidl! ¡Y están todo el año y no solo en fechas concretas con lo que no hay hostias para hacerse con uno! <--- punto ganador para el Alcampo (aunque reconozcamos que enviar a los Abuelos el día L a rebuscar a los juguetes tiene su miga :p).



Este juguete llegó a casa las Navidades pasadas vía los abuelos paternos. En realidad no se si lo cogieron los abuelos paternos o el tío Z. porque con todo el pollo que se montó fueron unos Reyes rarunos pero bueno, ahí estaba el regalo. La realidad es que a mi me apasionan este tipo de juegos pero Habi le estuvo haciendo más bien poco caso durante varios meses hasta que se lo escondí y lo volví a sacar allá por sus 18 meses. Y ahí si, el cubo, brilló.

El juguete es otro juguete multiactividad: estimula psicomotricidad fina, la obliga a concentrarse y, por supuesto, le sirve de banqueta para llegar a todas partes. Tiene una parte que es laberinto que le entretiene unos minutos (a la hija de otra amiga, más pequeña (11 meses) le fascinó bastante el laberinto un fin de semana que estuvo en casa). 

1. Laberinto: el típico laberinto de piezas gordas de madera que hay que mover de un lado a otro. No es tan guay como el de IKEA pero reconozcamos que es mucho menos aparatoso y hace su función igual. A Habi le gusta ahora bastante y a la hija de otra amiga, con 11 meses que vino a casa, también le gustó muchísimo. 

2. Encajable: con 21 meses estamos justo en esta etapa. Viene con 4 formas: círculo rojo, triángulo amarillo, cuadrado naranja y cruz azul. Está bien de complejidad, encajan muy bien y tienen colores brillantes y atrayentes. El pero que le veo a esta parte es que el cubo no tiene 'culo' con lo que no es fácil guardar las piezas. Me paso el día buscándolas, se pasan semanas perdidas, mezcladas con otros juguetes... Esa parte es un rollo. ¿Qué les costaba ponerle culo a la caja?



3. Engranajes: tres ruedas de dientes que giran y giran. A Habi la fascinan a ratos y otros ratos me mira en plan 'Pues menudo rollo repollo'. No se si le gustan o no. El caso es que cuando le da por girarlos se puede pasar 15 minutos entretenida y eso es VIDA.



4. Puzzle giratorio/Memory: Dos casas, dos pájaros, dos jaulas.... Hay que girarlo y encontrar la pareja (bien la que es igual: memory; bien la que es complementaria: puzzle). Este juego aún se le queda grande pero le gusta hacer girar las piezas sobre si mismas que es otra forma de sacarle partido al juguete.




5. Sube y baja: a través de un riel, dos círculos con dibujos que suben y bajan alegremente.



Bonus track: Como no podía ser de otra manera, tras meses manipulando el juguete, Habi ya le ha encontrado usos no normativos que metemos en la sección de Bonus Track.

1. Banqueta: la verdad es que este no varía. Para ella, todo juguete con al menos una cara plana es susceptible de ser utilizado como banqueta circense. Y reconozcamoslo, si no tiene cara plana, también ¬_¬ para infarto de sus padres.

2. Encajable... para cucharas: así fue como Habi volvió a coger el juguete. Se había comido un yogur, vio el cubo por ahí en una de nuestras rotaciones, lo cogió, lo manipuló, lo desmontó y se mantuvo entretenida un huevo de tiempo metiendo la cuchara del yogur por la ranura a través de la cual gira el sube y baja. -_-. 

¿Su precio? 12,99€

¿Tenéis por casa juguetes multiactividad de este tipo? ¿Le sacan partido o también va por épocas? ¿Cual es la actividad que más les gusta y con qué edad?

lunes, 4 de diciembre de 2017

Porteo embarazada



A petición popular (¡Hola Lapiz y Pluma!) vengo con un post políticamente incorrecto acerca del porteo cuando la mamá se encuentra en estado de buena esperanza, ello es, oronda como el planeta Júpiter.

Mi recomendación como amante del porteo (nadie podrá decir a estas alturas que no lo defiendo por encima de todas las cosas) es que uséis el carro. Cargar peso no es adecuado en esta situación, la barriga incomoda y la verdad es que cuesta compensar el centro de gravedad.

Sin embargo, se que no siempre nos encontramos en una situación ideal. Un viaje a Oporto, o al pueblo de la abuela (si, si, ese pueblo que algún malnacido construyó en cuesta). O si vivimos en Cuenca (Dios santo, ¿a quien se le ocurrió construir ahí la ciudad?). O, como fue mi caso hasta hace escasas dos semanas, necesidad de coger el metro de Madrid si o si.

viernes, 1 de diciembre de 2017

Semana 32



La entrada de hoy viene con retraso porque estaba esperando al resultado de la ecografía hospitalaria y así hacer un dos por uno. 

Con respecto a los síntomas, además de los que ya conocéis y que se repiten semana tras semana (ardor de vez en cuando, ciática prácticamente todo el día, sangrado cual zombie por las encías y la nariz...) se le ha juntado desde hace unos días lo que se conoce como síndrome de las piernas inquietas.

miércoles, 29 de noviembre de 2017

Jugueteando: frutas y verduras para cortar



Esta semana estoy que me salgo y no es para menos: salen de nuevo los juguetes de madera del Lidl y ya estoy deseando que la Abuela se lance a las hordas para conseguir todo lo que queremos para este año. De nuevo, Mami Reciente se une al pedido y allá que irán los abuelos maternos a intentar hacerse con todos los juguetes elegidos para este año.

En concreto este juego de frutas y verduras para cortar lo cogimos el año pasado de cara a irlo sacando durante el año. La realidad es que lo sacamos la semana pasada para saber si le mola o no al retoño. ¿Y por qué ahora y no en Navidad? Pues porque si le gustaba, quería encargar a mi madre que comprara el set de carne y pescado y el desayuno (aunque con el desayuno aún dudo si cambiarlo por el kit que trae tostador :/ (Hobbita indecisa a un día del día L, de Lidl).

Como os podéis imaginar dado el encargo, ha sido un éxito. 

martes, 28 de noviembre de 2017

Jugueteando: la tortuga de actividades



Hoy, en la entrada de Jugueteando, os quiero hablar de un juguete que me tiene enamorada (si, a mi) desde que lo vi en el catálogo: la tortuga de actividades de Lidl.

Allá por noviembre suele salir en los supermercados de esta cadena, una tanda de juguetes de madera a un precio imbatible y allá que nos lanzamos los padres y abuelos locos por estos juguetes para hacernos con material para nuestros retoños.

El caso es que, cuando vi a la tortuga en el catálogo (el año pasado ya), me hizo ojitos. Era tan mona y simpática... Aunque había un laberinto chulísimo ofrecido a media página y la tortuga estaba en pequeñito y así como escondida, desde que la vi solo tuve ojos para ella. Y el día L (de Lidl) envié a la Abuela a por un cargamento de juguetes con una única orden: por favor, mamá, la tortuga es prioritaria.

lunes, 27 de noviembre de 2017

Los superhéroes también se sienten solos



Hoy os traigo para reseñar un libro chulísimo que ha llegado a casa de la mano de Boolino. Justo estaba yo ya mirando libros para empezar a explicarle a la Habichuela la llegada de la hermanita cuando me entró un correo de Boolino con un par de libros sobre el tema para reseñar. Y dije: este, que parece gracioso, para mi niña.

Y no me equivoqué. 

Es un cuento muy cortito en formato novela gráfica, tira cómica o viñetas, no se muy bien como describirlo. Páginas plastificadas pero no de cartón aunque de momento ha sobrevivido al embate de la Habichuela (milagrosamente, creo yo) y que se ha ganado un puesto de honor puesto que nos hace reír a los adultos y a la niña le fascina 'el charco de superpis con poderes' del protagonista. 

viernes, 24 de noviembre de 2017

Semana 31



Seguimos aumentando barrigota en el tercer trimestre. Quedan apenas dos meses para que La Pulga de el champanazo y ya empieza a notarse el cansancio y los síntomas más petardos. 

En defensa de la Pulga diré que la semana pasada me pasé en cuanto a esfuerzos. Preparar Hobbiton para la llegada del nuevo inquilino ha sido una tarea física de importancia y los dos días que me pasé haciendo visitas me pasaron factura el viernes por la tarde. Y es que publiqué el primer anuncio el miércoles y ya no me dio tiempo a publicarlo más. Aluvión de llamadas, 50 citas para el jueves y el viernes (y otras 23 el sábado que afortunadamente anulé porque encontramos inquilino) y jornadas similares a las laborales de 11 a 21:30 con descanso de dos horas para comer enseñando el piso a interesados cada 15 minutos. 

¿Qué pasó? Pues lo normal: que acabé con una ciática que no podía dar ni un paso. Ni uno. De hecho, me tocaba conducir el coche rojo (lo estamos vendiendo y fuimos al taller oficial a hacerle un peritaje de cara a su venta y nos encontramos en Hobbiton con dos coches) y hubo que dejarlo allí porque mi pierna derecha directamente no funcionaba. Lo rescatamos el sábado sin problema alguno y volví a conducir mientras el Mozo llevaba el nuevo coche y la Habichuela frita en su kiss. 

Así que esta semana ha estado marcada por dolores físicos varios:

miércoles, 22 de noviembre de 2017

Cosas de Habichuelas: la adquisición del lenguaje



Como os adelantaba en la entrada del lunes, Habi ha transmutado en loro. Esta niña iba de lo más normal en lo que a lenguaje se refiere (o al menos yo suelo compararla con la hija de mi amiga Mami Reciente, ya no tan reciente, que le lleva 8 meses de ventaja y la verdad es que cumplen hitos más o menos a las mismas edades) pero de repente ha sido un boom tanto en palabras como en comunicación. 

Y es que es increíble (o a mi me lo parece) como una cría tan pequeña es capaz de transmitir tanto con frases de una sola palabra. Pero vayamos al principio de los tiempos

lunes, 20 de noviembre de 2017

Vuelta a la carga con pilas renovadas

Pues aquí estoy, de nuevo, y espero que en esta ocasión ya logremos una continuidad más o menos como teníamos antes. Y es que hemos tenido un mes de noviembre caótico en esta casa AKA Mordor. 

miércoles, 25 de octubre de 2017

Karma maternarl: Yo nunca.... lo llevaré a un centro comercial



Antes de ser madre yo tenía super claras muchas cosas. Y después de ser madre me he tenido que tragar prácticamente todas mis palabras. Menos mal que una es una Hobbita prudente a la par que cobarde y siempre comenta las cosas sibilinamente por detrás y solo debo tragarme mis palabras allá con mi conciencia. Lo malo es que el karma maternal te la guarda y te la devuelve con creces en cuanto tiene la ocasión así que espero que no hayáis pecado de opinólogos en demasía.

Como creo que esto es algo que nos pasa a muchos, he decidido empezar una serie. Karma maternal. ¿Me acompañas y nos confiesas tus más oscuros pecados?

lunes, 23 de octubre de 2017

Tengo trabajo

Os contaba hace unas semanas que había empezado a trabajar. Embarazada y con una Habichuela a su cargo. Así soy yo, la reina de las oportunidades. 

El trabajo es de niñera, nanny, pseudo madre de día. .. como lo queráis llamar. Una amiga se separa y necesitaba alguien que cuidara de su peque por las mañanas y allí estaba yo: con el cerebro en ebullición por la posibilidad de placenta acreta, una Habichuela hiperactiva y un buen bombo. Así que acordamos precio y horarios en función de las necesidades de mi amiga y allá que voy todas las mañanas. 

La gente me dice que lo peor de todo es el madrugón pero la verdad es que lo que peor llevo son las barreras arquitectónicas.

viernes, 20 de octubre de 2017

Semana 27



Cumplimos semana de embarazo y la verdad es que los síntomas no han cambiado demasiado. El viernes pasado me tocó ir a hacerme la curva de glucosa y bien, sin problemas aunque aún no me dieron resultados. Ni mareos ni nada reseñable más allá de que nos convocaron sin cita antes de las 7:30 y allí no se abrió hasta las 7:30 en punto. Un frío en la calle... >_<. Y luego encima no había que estar a las 7:30 en punto si no que era A PARTIR de las 7:30. Y no es que yo me enterara mal, no. Ahí estábamos todas las preñadas en ayunas preguntándonos si sería en ese edificio la extracción, si sería en otro, porqué no abrían.... Mira, nos sirvió para pegar hebra y quejarnos del sistema.

Vayamos con los síntomas:

viernes, 13 de octubre de 2017

Semana 26



La Pulga ya se mueve con alegría y la verdad es que ese es uno de los síntomas que más tranquilidad pueden llegar a dar. Pese a tener esta placenta cojín en tol medio de la barriga, ya empiezan a vislumbrarse movimientos alienígenas a través de la piel y el Mozo ya ha podido disfrutar de la sensación de ser pateado por su futura #2.

Así que por ese lado, bien. Paz mental y buen rollito. 

Ahora vamos con los síntomas coñazo, que son los que nadie te cuenta de ese idílico estado del embarazo.

viernes, 6 de octubre de 2017

Semana 25



Tras unas cuantas semanas en blanco, por lo explicado en este post y porque además no había demasiadas novedades, vengo con los síntomas que han acontecido esta semana que tampoco es que varíe mucho pero si que hay peculiaridades curiosas :p.

miércoles, 4 de octubre de 2017

Placenta acreta

Le he dado muchísimas vueltas a este post. Muchas porque me ha pillado muy de sopetón este posible diagnóstico (porque aun podría cambiar aunque visto lo visto creo que el destino quiere escribir en mi útero un libro de patología ginecológica) y además los médicos que me atienden están como evitando mis preguntas, rodeándolas, dándoles como la vuelta para no preocupar "antes de tiempo". Y a mi esta incertidumbre me está matando.

En parte esto es lo que me tiene alejada del blog. No puedo parar de pensar en ello y al mismo tiempo verbalizarlo me hace llorar. También leer sobre el tema pero es algo que no puedo evitar. Quiero prepararme por lo q pueda pasar.

Vayamos a la cronología. 

lunes, 2 de octubre de 2017

Pasaba por aquí...

Hace un montón que no actualizo y no es por falta de ganas si no por falta real de tiempo y de espacio. Y es que la obra del cuarto de la Habichuela ha resultado ser como la obra del Escorial (o de la m30 madrileña, lo dejo a vuestra elección). Lo bueno es que ya hemos terminado lo gordo y podemos decir que queda inaugurado oficialmente el cuarto de la Habichuela. Faltan detalles decorativos y de almacenaje pero lo básico (cama, armario y lámpara) está puesto y el método padre ya está 100% en marcha. 

Claro, que la obra ha desplazado el caos hacia otras zonas de la casa, léase el estudio y hoy por hoy mi ordenador no está fácilmente accesible así que ya me he liado la manta a la cabeza y escribo el post desde el móvil. Y es que al paso actual que llevamos, recoger la casa se está convirtiendo en otra obra del Escorial en si misma, xD.

¿Por qué? 

Pues porque otra de las novedades es que tengo trabajo por las mañanas. Una amiga me ha pedido que cuide de su hijo hasta que salgan sus padres del trabajo y allá que vamos Habi y yo por las mañanas a darlo todo con el muchacho. Tiene una semana más que Habi y, ahora si, puedo dedicar mi mas sincera admiración a las madres de mellizos. ¡Madre mía! ¡Locura máxima! Y sin embargo me está encantando y, aunque sea por poco tiempo (unos tres meses en principio) lo estoy disfrutando. Da para mil post esta nueva faceta de nuestras vidas ^_^.

Por otro lado, el embarazo está resultando movidillo. #2 está bien, quede eso por delante pero me han detectado un pequeño problema en la placenta que me tuvo un par de semanas a ratos asustada y a ratos deprimida. Ya os contaré con más detalle pero quede dicho que no afecta en nada (en principio) al bebé así que tranquilos por ese lado.

Y en estas andamos. Ahora que parece que empiezo a ver la luz espero volver al ritmo de post habitual. #2 merece tener su día a día del embarazo. Y yo hecho de menos escribir y el feedback de los comentarios.

Como se ha desarrollado vuestro septiembre? Novedades en este comienzo de curso escolar, como yo, o seguís un poco como siempre?

miércoles, 23 de agosto de 2017

Nos fuimos de camping



Hace unas semanas os contaba que estábamos barajando la posibilidad de marchar de camping unos días aprovechando el puente de agosto. Aunque no estaba 100% asegurado porque al Mozo le tenían que conceder un par de días, a saber como me encontraba yo y si nos veíamos con ganas, al final pudo ser y allá que nos fuimos toda la Hobbito-familia al alto Tajo a huír de los calores madrileños.Lo de huir de los calores es un decir porque justo cuando partimos bajaron un huevo y parte del otro las temperaturas pero bueno, son cosas que nos pasan.

¿Cómo fue el camping? A ver, perfecto, perfecto, lo que se dice perfecto, no puedo deciros que fuera. No. Digamos que fue una acampada accidentada. ¿Cómputo final? Super positivo y pensamos repetir. ¿Por qué digo que fue accidentada? Ahora mismo os lo cuento.

lunes, 21 de agosto de 2017

El efecto abuela



En este segundo embarazo la sintomatología del primer trimestre me dejó para el arrastre, hecha un auténtico higo. Por este motivo, pedí ayuda a mi entorno, léase a mi madre y a mi suegra. Al principio no las tenía todas conmigo y de hecho, el lograr instaurar las visitas de mi suegra ha sido muy complicado pero a día de hoy puedo decir y digo bien alto y con orgullo que es lo mejor que he podido hacer.

viernes, 18 de agosto de 2017

Semana 17



Seguimos en el segundo trimestre de embarazo y, ya si, puedo decir que los síntomas chungos se han pasado y que ahora me encuentro cual rosa primaveral oronda. 

Y es que la barriga ha brotado inmensa. Ya empiezo a golpearme con las cosas, los muebles, no puedo pasar de lado por las puertas... Todo muy gracioso xD. Había olvidado esa sensación. Y el abdominal ha desaparecido. Entiéndase por 'abdominal desaparecido' que no me funciona cuando intento levantarme tirando de tabla, al agacharme o al intentarme doblar para rescatar algún juguete de Habi. No lo recordaba yo tan pronto en el primer embarazo pero en este está siendo así desde ya.

viernes, 11 de agosto de 2017

Semana 16



El segundo trimestre ha conseguido calmar las aguas turbulentas de este embarazo. Y menos mal porque empezaba a pasarlo realmente mal. Sin embargo, ya está. Las náuseas parece que desaparecen, los vómitos hace días que no hacen acto de presencia y ahora la sintomatología es más suave. ¿Puñetera? Si. Pero que queréis que os diga: la prefiero a los tres primeros meses que he vivido en compañía de #2. 

miércoles, 9 de agosto de 2017

El destete nocturno (III)



Tras una semana parados en el cuarto de Habi, una semana en la que no hemos hecho NADA por pura vagancia hobbita, hemos retomado las 'obras' y ahí nos tenéis: mazo en mano (el Mozo) y destornillador en mano (Hobbita), destrozando muebles y sacando herrajes de las paredes. Todo esto os lo anticipo porque nos ha llevado a dividir la semana en dos momentos críticos:

martes, 8 de agosto de 2017

¡Puedo rugir!



Boolino vuelve a enviarnos un libro, de nuevo adaptado a la edad de la Habichuela así que hemos tenido una semana de pruebas y testing con este ejemplar reluciente (de momento) que aterriza en nuestro rincón de lectura. 

Puedo rugir es un libro de cartón, resistente, grande (en mi opinión poco manejable para la Habichuela por su tamaño y algún que otro golpe se ha arreado con él, la muy brutica) y bastante divertido. Consiste en contarle el cuento y poner tu cara (o su cara si jugáis delante de un espejo) en el lugar en el que estaría la cara del animal que vas a imitar. 

Habi se lo pasa muy bien cuando me ve hacer el tonto metiendo la cabeza por el agujero. Luego coge el libro y me imita metiendose ella. Delante del espejo da mucho juego. ¿Qué problema le veo al libro para la edad de Habi? Que es muy largo. Tiene demasiados animales y a mitad del tomo, la niña se aburre y se va a buscar otro libro. 

Supongo que según vaya cumpliendo meses, aguantará más tiempo con el libro y algún día lograremos llegar hasta el final. De momento, debo confesar que no se encuentra entre los favoritos de mi retoño.

Por lo tanto, para 17 meses, le doy un 6/10

Podeis conocer más de este libro pinchando aquí

¿Conocíais este libro? ¿Alguno del estilo?

lunes, 7 de agosto de 2017

Visita al ginecólogo privado (I)



Si en la anterior entrada de controles médicos os contaba que me había topado con una matrona tirando a poco empática, ahora toca el turno del ginecólogo. 

Mi ginecólogo es majo, un tío campechano al que conozco desde hace bastante años y en cuyo criterio confiaba. 

Confiaba en pasado. 

Y es que, de nuevo, me encuentro con que, cuando apenas hay un esbozo de embrión creciendo en mi útero, se me anticipa todo lo que va a pasar. Pero tratemos de ordenarlo y vayamos al turrón.

viernes, 4 de agosto de 2017

Semana 15



Pues ya de lleno en el segundo trimestre de embarazo. Los vómitos van remitiendo y apenas queda un vestigio de náusea o malestar cuando hace mucho calor o llevo tiempo sin comer. 

Por otro lado parece que #2 apunta a niña o al menos eso me dijeron en la ecografía de las 12 semanas de la seguridad social. Queda confirmarlo en la de las 20 semanas pero vamos, en esta familia solo se hacen niñas así que probablemente como niña se quede. 

Y tras la maravillosa noticia del sexo fetal, pasemos a hablar de síntomas:

miércoles, 2 de agosto de 2017

El destete nocturno (II)



Pues aquí seguimos, con nuestras venturas y desventuras a la hora de lograr que Habi duerma sin teta nocturna en su habitación. Esta segunda semana ha resultado ser un poco más complicada que la anterior, que la verdad es que estábamos alucinados viendo lo bien que se estaba desarrollando la cosa. En esta ocasión el método padre nos ha fallado bastante.

Por un lado, seguimos sin habitación montada (bueno, quien dice montada dice desmontada, porque aunque avanza, esto tiene pinta de ir para largo) con lo que muy acojedora no es que sea. Por otro lado, se juntaron un par de noches malas con un Mozo que tenía MUCHO sueño. Y un Mozo con sueño es conflicto asegurado. 

lunes, 31 de julio de 2017

Visita a la matrona (i)



Del seguimiento de este segundo embarazo he hablado poco porque todavía estoy asimilando y tomando decisiones acerca de lo que me está pasando. Vamos a ver si consigo poner un poco de orden y contaros lo que me he encontrado en este primer trimestre de gestación. 

Para empezar ODIO Mordor. No se si os lo había dicho ya. Resulta que mi centro de salud es 'pequeño' así que no tienen matrona. Total, que me han asignado una matrona donde Cristo perdió el gorro, a más de media hora en autobus, perdido entre chalets de los que no sale nadie. La primera (y por el momento última consulta) no empezó nada bien. ¿Por qué? Pues porque después de peregrinar hasta allí, con una Habichuela poco colaboradora en la mochila, con un calor que te mueres y bastante malestar por los vómitos, la matrona salió y preguntó por una tal Teresa (que obviamente no era yo). La matrona me preguntó si estaba citada y le dije que si (me habían citado esa misma mañana junto con los análisis de sangre). La matrona me dijo que era imposible porque no tenía más pacientes que la tal Teresa. Le dije que a mi me habían dado la cita esa misma mañana y que a lo mejor no se había actualizado el sistema pero que por favor me atendiera. Me dijo que solamente lo haría si no se presentaba la tal Teresa. La tal Teresa nunca se presentó porque resulta que mi cita la habían expedido a su nombre, una señora de más de 70 años (probablemente la que estaba justo antes que yo en la fila). Pues me tuve que poner borde para que me atendiera, al borde del llanto.

viernes, 28 de julio de 2017

Semana 14



La semana pasada por una serie de problemas de diversa índole, no hice entrada de síntomas. Básicamente: acabé en urgencias con una migraña estupenda. Habi se quedó con los abuelos. Yo estuve hasta altas horas de la madrugada en el hospital y al final pedí el alta voluntaria para marcharme a casa. Cosas del directo. Nota mental: hacer entrada de mis últimos encontronazos médicos.

Total, que ya vengo esta semana a contar que tal me está yendo, que aunque nos hayamos saltado una semana, tampoco pasa nada. Quedan todavía muchas por cumplir. 

miércoles, 26 de julio de 2017

El destete nocturno (I)



Ahora que ya medio tenemos un cuarto Habichueril (o al menos tenemos un colchón tirado en el suelo y el suelo relativamente despejado de trastos) hemos empezado con el destete nocturno de la Habichuela. ¿El motivo? La teta de noche ha dejado de funcionar, como os contaba en esta entrada así que, ante la imposibilidad de conciliar el sueño, el Mozo y yo hablamos y decidimos intentar que Habi empezara a dormir en su cuarto.

Tras meses leyendo foros y alternando con otros padres, nuestra decisión ha sido hacer una transición paulativa. Vengo a contaros nuestro método, lo que hemos elegido y si funciona o no, que ya sabemos que con los niños, dos más dos no suele ser cuatro, pero por supuesto no tiene porque servir o funcionar en otra familia. Mi recomendación es pensar un poco la situación familiar, ver que cuadra más y hacer un pupurrí con diferentes m etodologías hasta lograr el objetivo. O al menos es lo que nosotros hacemos en casa.

lunes, 24 de julio de 2017

Preparando cuarto de Habi (I)

Cuando nos mudamos a Mordor lo hicimos principalmente por su única cualidad: tiene chopocientos metros cuadrados. Ahora bien. Desde que nos mudamos a Mordor, hace ya casi un año, la casa nos ha puesto a prueba en inumerables ocasiones. 

Y es que Mordor es un mausoleo. El mausoleo de mi padre. Entre que es una casa de la que no tengo buenos recuerdos, que la disposición no nos gusta, que no le da la luz así la mates (miento, le da la luz justo cuando NO quieres que le de la luz >_<) y que está preparada al uso y gusto de mi padre, Mordor desespera. 

Mi padre. Poco he hablado de él y creo que aun no estoy preparada para explicar mucho sobre él. Sin embargo es necesario que os cuente algún pequeño detalle para que comprendáis lo que significa pelear contra Mordor. 

lunes, 17 de julio de 2017

Crisis de lactancia



Hace mucho tiempo que no hablo de lactancia en el blog y es que no es algo que me haya dado demasiados problemas. ¿os acordáis, lo nerviosa que me tenía el tema antes de tener a Habi? Pues a la hora de la verdad la lactancia ha ido rodada en mi vida. Ni grietas, ni dolores más allá de un pelín de escocedura los primeros días, buena subida de la leche, buena ganancia de peso... El par de obstrucciones (que no llegaron a ser doloras) y poco más.

La teta era algo maravilloso: no solo daba alimento de forma cómoda y rápida (si la niña tenía hambre, teta fuera y san seacabó). También consolaba cuando se daba uno de esos cachiporrazos que hacen historia y, sobretodo, la dormía en cuanto tenía un poquito de sueño. 

Pues esta idílica historia se acabó. La teta se ha roto, señores. Ya no funciona. 

viernes, 14 de julio de 2017

Semana 12



Hoy cumplo la semana 12 de embarazo según FUR aunque en la última visita al ginecólogo me devolvieron de un bofetón a la semana 10 de embarazo, ajustando la edad gestacional al tamaño del embrión. Ya sabéis que yo hago embriones pequeños así que vivo en una perpétua semana de la marmota. 

Durante esta semana los cambios no han ido a mejor con respecto a la anterior, la verdad. Ya sabéis que van empeorando. Si que es cierto que he dejado de sangrar por las encías y que no tengo ni lumbago ni ciática pululando por aquí lo cual es un alivio, sinceramente. 

Vayamos con los síntomas.

miércoles, 12 de julio de 2017

Cosas de Habichuelas: la visión colilla



Habi no tiene problemas de visión. Tiene una vista aguzada de aguililla y unas manos rápidas cual pico de urraca. Y es que de un tiempo a esta parte su padre y yo sufrimos cada vez que salimos a la calle. Y es que entre los superpoderes de nuestra pequeña judía está la Visión Colilla: no hay cigarrillo consumido que esté a salvo de su mirada. Ella sale a la calle y las detecta allá donde estén.

El tema de las colillas es recurrente en los niños. Lo he visto en multitud de ellos a mi alrededor y se lo he leído a unos cuantos papás blogueros. No por ello se convierte en mal de mucho, consuelo de tontos. 

martes, 11 de julio de 2017

Si yo fuera una jirafa



Boolino vuelve a mandarnos un cuentecillo para amenizarnos las tardes y de nuevo, acorde a la edad de la Habichuela. 

Eso si, con el cambio de cartero por vacaciones ha habido un problemilla con la entrega. Directamente le echaron la carta en el buzón a mi vecino del E. La cosa habría quedado ahí si no fuera porque mi vecino del E no vive en su casa así que hasta que no han venido a limpiar, recoger la correspondencia y ventilar sus dominios, no ha llegado el cuento a mis manos. 

Una vez solucionado, Habi pudo disfrutar de su nueva historia de jirafas. Y es que esta niña tiene una extraña relación con este animal. El Mozo dice que es su animal totémico xD. Tiene un montón de cuentos de jirafas, un disfraz de jirafa, le encanta imitar el berreo de las jirafas... Es tan bonita...

Así que este cuento tenía que ser un éxito si o si. 

Y lo ha sido.

Es muy sencillo, con un mensaje repetitivo, reiterativo, enseñando las partes del cuerpo y comparándolas con las de una jirafa. La parte de la jirafa son fotografías y la parte dedicada al cuerpo de la niña, dibujitos. Cada fotografía acota una curiosidad sobre las jirafas.

A Habi le gusta mucho y me lo trae a menudo. Además ya empieza a interactuar con el cuento. A mis preguntas, señala con el dedo en la fotografía o señala su propio cuerpo. Aún no sabe donde tiene las pezuñas pero todo se andará, dadme tiempo :p.

¿Conoceis libros similares para aprender las partes del cuerpo?

lunes, 10 de julio de 2017

Visita a urgencias



El viernes tuvimos la primera visita a urgencias de este embarazo, no por nada sangrante ni doloroso que proviniera del útero si no por los vómitos. Lo que durante estas semanas de atrás era una continua sensación potosa digievolucionó en vómitos incontrolables desde primera hora de la mañana. 

Además, el día no acompañó. Me tocaba ir a la primera consulta de ginecología de la SS. El centro me lo han puesto donde Cristo perdió el gorro, como el de la matrona, que también está lejos. Me estoy planteando el traslado a O'Donell ya no por hacer allí o no el parto (que me lo sigo pensando), si no porque creo que tardo hasta menos yendo hasta allí que yendo al del barrio. 

Así que nada. Habichuela a los lomos, aguantarse las ganas de potar y lanzarse a las calles. Mierda. No me he aguantado. Hay una pota en un árbol. No pasa nada. Sigamos, como si nada hubiera pasado. Semáforo, vamos bien... ajá... No vamos bien. ¡Otro árbol! ¡Otra pota! Autobús. Aguanta Hobbita. Bajando.... ¡POTA! ¿Dónde puñetas está este sitio? ¡Pota! ¡Oh! ¡Parece que lo diviso, allá a lo lejos, Capitán! Tierra. ¿El baño, por favor? POTA.

Y lo mismo a la vuelta. 

viernes, 7 de julio de 2017

Semana 11



Pues ya estoy aquí. Sin saber como ni cuando, hemos llegado a la semana 11 de gestación. Una lástima no haber contado las anteriores aunque no varían demasiado respecto a esta pero ya sabéis que es que no estaba demasiado operativa. 

A diferencia de Habi, este segundo (tercero en mi caso) embarazo está siendo desagradable físicamente hablando pero tranquilo a nivel emocional y mental. #2 está creciendo tranquilo, bien implantado, con su latido como debe ser, sin pérdidas (miento, tuve algún manchado entre las semanas 7 y 9 pero lo asocio a manchado de implantación) ni hematomas. No estoy teniendo que hacer reposo de ningún tipo más allá del que me pide el propio cuerpo y la verdad es que la paz mental es algo maravilloso.

Vayamos con los síntomas:

miércoles, 5 de julio de 2017

Alta en urología



Esto tendría que haberlo contado hace unas cuantas semanas, que es cuando pasó pero mi parón forzoso por malestar preñil lo impidió. Y es que, ya está, ya hemos pasado lo chungo. La ectasia piélica de mi niña ha remitido por completo y hace dos semanas obtuvo el alta oficial en urología. 

No hemos llegado a los temidos dos años, momento en el que me avisaron que valorarían si entrar o no a quirófano para cateterizar esos riñones. Habi ha crecido, ha madurado y lo que quiera que estuviera obstruyendo esos uréteres ha desaparecido dejando unas hermosas y normales pelvis renales detrás. 

martes, 4 de julio de 2017

La Hobbita está hecha un higo



Cuánto tiempo sin pasarme por aquí, ¿verdad?

Y es que, como dice el título del blog, este embarazo no está siendo todo lo bueno que debería, físicamente hablando. Ahora que me he abonado al equipo del Cariban puedo empezar a sentarme a escribir pero la verdad es que cuesta. 

Cuesta porque Habi no para. Está en una edad en la que todo es movimiento, alegría y alboroto (bueno, y momentos drama queen también, no vayamos a mentir) y a mi lo que me apetece es derrumbarme en el sofá, lánguida cual damisela victoriana con corsé y mirar al infinito. FIN.

viernes, 9 de junio de 2017

Cuando las tareas son un problema (III)



Hace unas semanas publiqué en la página de facebook del blog la traducción de un comic con el que me topé por casualidad en un grupo de crianza de la red social. 

Por si queréis verlo (cielos, no dejéis de verlo) os dejo el link al comic original, en francés, aquí. Y la traducción al español aquí.

A modo de resumen os diré que son una serie de viñetas con situaciones cotidianas en las que nos vamos encontrando día si, día también las mujeres. Nada traumático, simples estadísticas. 

El caso es que, según iba leyendo, iba sintiendo como se me acababa el aire. Y es que yo, que se supone que tengo mucha suerte por estar con el Mozo con el que estoy (oye, que mis Melenas Místicos y mis Profanadores de Tumbas me ha costao encontrarlo, ejem), me veía reflejada en el 98% de las viñetas que leí. Aterrador.

miércoles, 7 de junio de 2017

Vértigo en la tripa



La entrada anterior fue corta, muy corta pero es que creo que a veces una imagen dice más que mil palabras. Sin embargo, como lo mío es la incontinencia verbal, quiero dejar plasmado el torrente de emociones que llevo viviendo desde hace un par de semanas, cuando me hice ese test que arrojó el preciado positivo.

lunes, 5 de junio de 2017

viernes, 2 de junio de 2017

Vida en Mordor: el Parque



Desde que tengo uso de razón, he vivido en Mordor. He pasado aquí mi infancia y mi adolescencia y fue a partir de mis 18 años que partí lejos intentando no volver la vista atrás hacia este barrio madrileño que me había dejado un regusto tan amargo. 

Cuando tuvimos que abandonar Hobbiton y nos planteamos volver a vivir aquí reconozco que lo viví con el dramatismo que me caracteriza. Sin embargo, después de unos cuantos meses viviendo de nuevo aquí, tengo que reconocer que empiezo a mirar el barrio con otros ojos. 

lunes, 29 de mayo de 2017

Jugueteando: el Juguete Infernal



Hace ya unas cuantas entregas os hablé de esta aberración traída de lo más profundo de los avernos. Este demonio enloquece-madres y abduce-padres. Este cacharro infernal.

Y sin embargo, el cacharro sigue en mi casa. ¿Por qué? Primero porque, obviamente, tenía que reseñároslo para que os regodearais en mi desgracia pero en segundo y no menos importante lugar, porque Habi lo adora.

¡Oh, si! Este juguete pensado para hacer a nuestros churumbeles adictos a las tragaperras la tiene embelesada. Y eso que el 90% del tiempo se lo tengo escondido y con el sonido en posición off, que una es malamadre y, aunque tengo nervios de acero, tampoco es plan de ponerlos a prueba día si y día también en una de esas pruebas de esfuerzo que tanto gustan al Mozo.

Así que, amado público, por fin ha llegado el día. Con todos ustedes (redoble de tambor) el Juguete Infernal:

viernes, 26 de mayo de 2017

¡Guau!



De la mano de Boolino llega a nuestro rincón de lectura el libro ¡Guau!

En ¡Guau, un perro rojo se va a jugar y se va encontrando con diversos perros molones a los que decide copiar alguna cualidad para ser tan molón como ellos. Una vez copiada, corre a enseñarles su nueva característica a sus amiguitos del parque que... ¡guau! Deciden imitarle porque hay que reconocer que está muy molón. Sin embargo, eso de que le copien no le hace ni pizca de gracia al perro rojo.

Este es un libro sobre la identidad, la necesidad de sentirse diferente al resto y a la vez integrado en un grupo. Habla de la diversidad y enseña que a veces es importante remarcar lo que nos hace distintos para resultar molón.

miércoles, 24 de mayo de 2017

Porteo en verano



El porteo en verano es algo que siempre trae de cabeza a los papás porteadores. En los foros en los que me muevo, a estas alturas del año, el cómo portear en verano es una pregunta recurrente que surge una media de tres o cuatro veces al día. Intentaré solucionar algunas de las dudas con las que me encuentro más habitualmente en estos círculos canguros.