jueves, 21 de enero de 2016

Semana 34



Fin de la semana 34 y empieza la semana 35. Ya queda 5 semanas para salir de cuentas y, si la niña sigue emulando a Buda, en menos de un mes la tendremos con nosotros. Ganas no, lo siguiente es lo que tenemos. Y la sensación de que el tiempo se nos ha echado encima y que ahora hay prisas para todo.

No tenemos todavía silla del coche. Es decir, la tenemos encargada pero le queda una semana por lo menos para llegar de Finlandia. 

No he terminado la colcha de la Habichuela. Está casi, casi del tamaño correcto pero me he liado a empezar otros proyectos y se me había olvidado avanzar este. También tengo hecho UN patuco. UNO. No he tenido ganas de ponerme con el otro. Así es la Hobbita.

No he practicado lo suficiente con el fular pero es que me da la sensación de que con la barriga no puedo ajustar bien la tela. Aún así, tengo la sensación de que tendría que haberlo intentado más y fabricarme un salao, que está en mi lista de tareas pendientes y que voy a borrar por evidente falta de tiempo.

No tengo cobertor de porteo. Ninguno. No he comprado el material para empezar a utilizar la máquina de coser ni he terminado el de crochet que empecé hace unas semanas y que no es más que un experimento. Viendo como iba de tiempo con el ajuar casero de la Habichuela, el lunes decidí irme de rebajas al Plenilunio. Me volví con un cargamento aceptable de ponchos y chaquetas gordas de talla XL en las que, calculo, entrará un bebé recién nacido rodeado por un fular. Así por lo menos tengo menos cargo de conciencia por no estar 100% preparada para la aventura del porteo en invierno. Ya comentaré mis venturas y desventuras a ese respecto, jeje.

Solo tengo un saquito de dormir, cortesía de Huro pero el Mozo quiere un saquito polar. Saquito que ya tengo mirado en una web. ¿Pues os queréis creer que no hay tu tía y que no lo encargo ni a tiros? ¿Por qué, si es una web y encima ahora hay rebajas?

Pero vayamos a los síntomas, que es de lo que va esta entrada:


1. Picor: me pica mucho la barriga además de las ya consabidas ramas de la mandíbula, mejillas y frente. Y es un picor que se alivia momentáneamente con el aceite de almendras pero que cada vez vuelve más rápido. Tanto es así que me he comprado el bote azul de la crema Nivea espesota de toda la vida, con lo que yo ODIO echarme cremas y tener que esperar la vida para poder vestirme. Puede que tenga que ver con el picor que estos días no ha habido ducha en mi casa, con lo que no me he podido echar el aceite de la ducha. Ya sabéis, el termo de agua petó en Navidad. Me han salido dos microestrías en los alrededores de donde una vez hubo un ombligo. Total, que espero poder ponerle solución este fin de semana. El termo ya ha llegado (por fin! Hubo una maravillosa rotura de stock) y espero instalarlo mañana con la ayuda del Mozo.

2. Dolor de espalda: Yo me despierto más o menos bien. Digo más o menos porque me despierta un dolor de espalda bastante feo pero en cuando me pongo en movimiento, se me pasa así que no le doy importancia. El dolor vuelve a aparecer por la tarde, supongo que por cansancio y ya si que no lo alivia nada. Irme a la cama. Aunque a veces no es opción porque si, como ayer, a las 18h ya estás para el arrastre pues a la cama no me voy. Además, este mes ya no me apunté a natación porque entre las fiestas y el catarrazo que me agarré no vi pertinente pagar por sumergirme en el agua helada 4 veces en todo el mes. Pues creo que ha sido un error porque mi agilidad lo está notando. 

3. Pesadez y poca agilidad: es oficial. Me pesa el culo. O más concretamente, la barriga. Levantarse del sofá o de la cama es una odisea chachi piruli en la cual me voy aferrando a diversos salientes cual si estuviera escalando el Everest. Pero no, amiguitos, no es el Everest. Es un colchón a 50 cm del suelo U_U. El sentirse torpe es una cosa. Esto ya es otro nivel de torpismo. Muchas veces me tiene que empujar por detrás el Mozo y no, no es para nada en el sentido erótico de la expresión. 

4. Hiperactividad: a cambio de todo lo anterior, por las mañanas tengo sensación de agilidad. Sensación NO es tener agilidad y de hecho hay días que hay que tener cuidado para no volcar xD. Sin embargo, las mañanas transcurren frenéticas entre hacer cosas, moverme, coger el coche, pasear a la Perrucha Chucha, compra, blog, lectura, crochet....Mmmm... quizás se deba a esto el que a las 18h me encuentre para el arrastre.

5. Calambres: este es síntoma nuevo y he de decir que NO me gusta nada. Siento una corriente eléctrica muy dolorosa por la cara interior de la pierna y hasta la ingle. Asqueroso. Me empezaron el martes en la Sesión Teta, continuaron por la noche (el Mozo me obligó a quedarme sentadita en mi silla del salón) y ayer seguían igual. Y cuando pasan o paras o paras. No se puede mover la pierna, ni la columna porque te parte en dos y te vas al suelo (doy fe de que te vas al suelo >_<).

6. Dolor similar a la regla: esto lleva siendo intermitente unos días. Noto pesadez en la zona donde antes tenía el útero. Digo antes porque ahora mismo mi útero me llega hasta debajo de las costillas y toda esa parte no me duele nada. El primer día que lo noté reconozco que me asusté hasta que pensé que sería normal a estas alturas de embarazo. Al fin y al cabo, todo el día sentada o de pie, pues el peso recae sobre esa zona. No es terrible y se sobrelleva muy bien.

7. Dolor de pelvis: sigo siendo una linda nuez de california partida a cuchillo. El día que se junten el dolor momentáneo de pelvis con los calambres de ingle va a ser la muerte. De momento me impide ponerme calcetines, pantalones y zapatos sin hacer ridículos aspavientos y ruiditos y resoplidos varios. Soy un show pero al final me calzo y me tapo el culo, que es lo importante para la gente de bien de este nuestro planeta. Os juro que hay días que saldría en bolas al frío enero o me metería en la ducha con el chandal puesto porque es pensar en vestirme o desvestirme y me llevan los demonios. 

8. Pis, sed e insomnio: no voy a decir nada nuevo. El ciclo sigue repitiéndose noche tras noche como en Atrapado en el tiempo. Yo ya estoy acostumbrada y excepto por lo de tener que escalar por el armario para salir de mi propia cama, no lo estoy llevando mal. Yo digo que así será más fácil cuando la peque se despierte por la noche: ya tiene a la mami entrenada.

9. Movimientos de la Habichuela: la enana ya no debe ser tan enana (a ver si el 25 me hacen eco y me cuentan) y es pura energía y puro nervio. Yo sigo sin saber si está en podálica o en cefálica aunque me figuro que seguirá de culo porque se mueve mucho pero yo noto el mismo bulto gordo (creo que es su cabeza) en el mismo punto. Me hice la moxibustión y no noté nada más que chamusquina en los pies pero hasta que no me haga una eco nueva no sabré si realmente se ha movido o no. Desde la moxibustión si que la noto más inquieta, con más movimiento de lo normal pero claro, nunca sabremos si es por el quemao de meñiques o porque la niña quiere voltearse y ve que no puede. Si me toco la barriga en esos momentos empiezo a notar cosas duras que supongo que serán manos, codos, pies o rodillas y que no había notado hasta ahora. Es bonito ^_^

¿Qué tal van esas últimas semanas de embarazo? ¿Compartimos síntomas? ¿Habéis vivido el momento calambres de ingle o es un síntoma raro?


16 comentarios:

  1. Hola!!! A mi tmb me paso lo de la hieractividad, lo cual era gracioso porque me sentia como una bola y me costaba ya hacer muchas cosas con soltura.
    Ya no te queda na para ver a Habi, ya veras que experiencia! No te da tiempo a nada, pero bueno jejeje

    Compre en primark dos mantitas polares por 5 euros y son sus favoritas, para dormir, para arrullarle, para taparle donde le deje... Y tmb las muselinas/gasas, son muy utiles, no se si has comprado pero si no lo has hecho te lo recomiendo :)

    Para el porteo yo estoy usando un abrigo capa y el niño con el buzo y va muy calentito, asi q supongo que con lo has comprado vas bien.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Qué bien saber de vosotros!!! Estuve el lunes cerca de un primark y olvidé mirar las mantitas... qué cabeza la mía. A ver si la semana que viene le puedo poner solución. ¿Las muselinas y gasas también son de primark? Mi amiga Mami Reciente dice que son dos indispensables en los primeros meses.

      Para el porteo ya iré contando como me apaño porque de momento todo es 100% teoría de la relatividad xD.

      Un abrazo :)

      Eliminar
    2. Si, las compre alli, compre otras mas chulas en mimuselina y en hipercor tmb tienen ;)

      Eliminar
  2. Nenaaaa, que no te queda mucho! A preparar todo jjj. ¿Qué pasa con el síndrome del nido? A mí me dio fuerte y tenía más o menos todo listo bastante antes del parto. También admito que soy un pelín cuadriculada y me gusta tener todo bajo control jjj

    La silla de coche es una klippan? Si es esa marca, tiene una fama estupenda. La cogen muchos papás ahora. Una buena silla es una inversión estupenda.

    Y bueno, a ver cómo está Habi. Creo que si se hubiese dado la vuelta, lo hubieses notado. De las dos mamás que conozco que traían un bebé del revés y se les dio la vuelta, me han contado que el momento del giro y cambio de posición lo notaron a la perfección.
    A ver qué pasa el día 25 ;)

    De mi tripota recuerdo que notaba cosas duras clavándose en la piel (creo que eran codos y talones) a los lados/arriba. Se veía el bollo picudo bien marcado jjj. Daba yuyu.

    Un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Este finde ya tengo al Mozo organizao para terminar las cuatro cosillas que nos quedan por hacer y que no puedo hacer yo sola por peso.

      Vamos a recoger la silla del coche, que ya ha llegado. Es una klippan, si. Ya tengo el post cuasipreparado para enseñárosla (me faltan las fotos pero claro, es que no tengo silla xDDD).

      Yo a la Habichuela la noto exactamente igual. Muy movida, eso si. Yo creo que pasa algo con su cordón. Está intentando darse la vuelta y no puede. Las cosas duras las noto yo alrededor del ombligo. Tienen que ser codos u hombros porque la cabeza está justo al lado.

      Un abrazo :)

      Eliminar
  3. Ya no te queda nada, ains que ya mismo la tienes contigo, disfruta mucho de estas semanas. A ver que te dicen en la eco

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A ver que nos cuentan y si al final nos programan o no cesárea. Estoy disfrutando mucho el final del embarazo, la verdad, aunque me han vuelto a cascar un hermoso reposo relativo. Ouch! Menos mal que es relativo xD.

      Un abrazo :)

      Eliminar
  4. Ays ays, las miniestrías en la semaena 35 jajaja así empecé yo en la semana 38 y mejor no te cuento como tengo la barriga jajaaj no es por desanimar pero echate kiiiilos de crema yaaaa jajaja A ver si tienes suerte. Eso si, a base de echarm aceite de rosa mosqueta y por tanto ir oliendo a pescado de lonja todo el día y con el paso del tiempo 14 meses despues no las tengo tan mal :P. Jo, no te queda nada, disfruta disfruta que estas sensaciones y todos los dolorcillos se te quedaran grabados en la mente en plan guay jajaja. :P Un besote grande, chicassssss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mi las estrías siempre me han salido en las épocas de adelgazamiento. Ahora mismo lo que más me fastidia es el picor pero como no me pase el día embadurnándome cremas, no se me pasa. Y sinceramente, es un tedio. Las estrías que tengo no me molestan, la verdad y las nuevas que me han salido son tan pequeñitas.... Y si luego se quedan como las otras tampoco va a ser tan terrible.

      Un abrazo :)

      Eliminar
  5. Respuestas
    1. Ahora mismo solo pienso en que se pasen rápido xDDDD. Sin embargo, no puedo acelerar el reloj aunque a lo tonto, mira, ya se ha pasado la mañana! ^_^. Este fin de semana, tranquilitos en casa disfrutando sus patadas.

      Un abrazo :)

      Eliminar
  6. Disfruta de los movimientos de la Habichuela! Yo he logrado saber diferenciar sus rodillas de los pies, tanto por la sensación que noto cuando los mueve como por los bultitos que aparecen en la tripa. Las demás partes de su cuerpo son un misterio para mí haha.
    Lo del picor es horrible...yo llevo todo el embarazo echando cremas y aceites pero estas últimas semanas no hay manera de que pasen no es por toda la tripa si no en un punto en concreto y por más que me embadurne no hay manera. Al principio creí que algo me estaría dando alergia o reacción pero parece ser que no...es mi piel que ya no puede más!
    Los dolorcillos de regla son un incordio al menos en mi caso (supongo que porque ya estoy más avanzada) espero que con el reposo que te han mandado se relaje el tema y esa pequeñaja aguante esas dos semanitas que le quedan para estar horneada al 100%
    Un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si, yo también espero que el reposo funcione. De momento me he pasado TOOOOOODA la mañana sentada y, la verdad, quitando que me duele el culo, los dolores de regla se han pasado.

      Con el picor voy a probar ahora mismo un arma secreta: nivea de lata azul a pegotes! Mañana te cuento el resultado xDDD.

      Un abrazo :)

      Eliminar
  7. Uy hiperactividad... más bien moral, que tengo ganas de hacer mil cosas pero no me dan las pilas. El otro día mi hija quería que le leyera un cuento y primero me dijo "toma mamá, mis pilas" y me enchufó unas imaginarias en la panza xDDD
    Tengo: pinchazos en el pubis, una ingle muy muy jeringona que a veces me deja sin caminar, ACIDEZ DRACONIANA, y el dolorcillo que comentas donde antes tenía el útero... pero vamos, embarazo buenísimo!
    Sigues yendo a la piscina? Lo malo de estas semanas es que parece que no queda nada y que queda un mundo a la vez ^^

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No. A la piscina dejé de ir porque en Navidades quitaron las clases y las retomaba el 7 de enero pero tuve a bien pillarme un catarro y transformarme en Moquitos y no lo solté hasta más o menos el día 15. Y ya pagar todo el mes para dar 4 clases y además pensar en ese agua TAAAAN fría... pues lo dejé pasar. Y se nota en el estado de forma, ¿eh? Que no digo yo que el tamaño de la barriga tenga algo que ver pero creo que la natación es un gran ejercicio para preñaditas como nosotras.

      Un abrazo :)

      Eliminar