viernes, 16 de diciembre de 2016

Consulta de urología



La semana pasada fuimos a la ecografía renal de mi pequeña y 10 días después, de nuevo estábamos en ese hospital, esta vez solas y sin compañía de abuelas o Amigas con Conocimientos, esperando en la sala de espera para que me contaran como veían a mi Habichuela. Básicamente a recoger los resultados.

Ya os contaré (habréis observado que esta semana no se ha actualizado el blog) pero básicamente ahí me planté yo, con Habi en su mochila, después de un viaje en metro de 45 minutos, con Madrid lloviendo (y yo sin paraguas, of course), sin desayunar, sin haber sacado a la Perrucha Chucha y con cara de lechuga mustia. Y es que llevamos una semana enfermas. Las dos. Habi tiene fiebre y aún así lo da todo. Está más ñoña y llora un montón así como de repente pero en general, está enérgica. Yo no. Yo NUNCA tengo fiebre pero cuando tengo... ¡Ay! Cuando tengo fiebre el mundo se podría acabar que me da igual. Yo solo quiero estar en mi camita pasando la tiritona y no tirada por los suelos con mi dolor de huesos cantando el palmas palmitas a voz en grito. Afónica me hallo y algo me dice que los pobres virus no han sido.

Pero reconduzcamos el post, que me pierdo.


Llegamos a la maternidad de O'Donell con tiempo. Y es que desde que soy madre, he descubierto que es imposible llegar puntual a los sitios. Y como lo se, prefiero salir antes y llegar antes y meterme en una cafetería a tomar el segundo desayuno como buena hobbita de bien que soy. En esta ocasión fue el primer desayuno porque salí como pude de casa.

El desayuno no acabó muy bien. Habi se pilló un rebote porque no le di a la velocidad adecuada el pan que requería y, ¡oh sacrilegio! le ofrecí teta antes. Le metió una patada a la bandeja y mi café voló por los aires. Menos mal que no le cayó encima :/. Así que empezamos bien la mañana febril. Habichuela hiperactiva, Hobbita pa choped y sin café. Miento. Me tomé el café mojado en la tostada que desde que soy madre tampoco se tira nada. >_<

Total, que entramos en la sala de espera y aquello era un hervidero de niños. Reconozco sentirme culpable por llevar a cuestas un saco de virus y soltarlo libre por la sala pero... era eso o morir. Habi se puso a caminar y a hacer amiguitos nuevos. Intentó comerse el cuaderno de un niño que estaba coloreando, le tiró de la cadena del chupete a una niña que la observaba desde las piernas de su mamá, se fue a saludar a una señora que pasaba por allí y luego huyó despavorida.... lo normal, vamos. Que yo ya no sabía que hacer para entretenerla sin perder los riñones en el intento. 

Con una hora de retraso entramos en la consulta. ¿Los resultados? Geniales. El riñón derecho ya está bien del todo y el izquierdo, si bien sigue dilatado, está íntegro. Hidronefrosis de grado I/II sobre V. Así que, aunque me encantaría que ya todo estuviera perfecto y que nos dieran el alta, estoy contenta. En seis meses tendremos nueva revisión.

Y esa fue otra: ir a pedir la siguiente cita. Muerte y destrucción. Llegué a admisión y tenía 67 números por delante. ¡67! Y a Habi que empezaba a tener sueño y no colaborar. Afortunadamente una gitanilla de 3 años me estuvo dando conversación durante la cerca de hora y media que estuvimos esperando. Pobrecita, me presentó a sus abuelas, sus tías, su mamá, su hermano y su muñeca Elsa. Me lo pasé bastante bien hablando con ella. Son geniales a los 3 años. ^_^

Así que ya tengo mi cita para nueva ecografía y consulta en seis meses. Eran las 14.30, tenía fiebre, una Habichuela berreante y pedí asilo político en casa de mi madre, que vive a escasos 15 minutos de O'Donell. ¿Habi? Se quedó frita nada más salir por la puerta del hospital y se despertó cuando mi madre se emperró en que la dejáramos tumbada en la cama para comer. No se despertó de muy buen rollo pero bueno, había que intentarlo. 

Así que así seguimos. Sin tener el alta pero mejorando.

¿Cómo son vuestros retoños con fiebre? ¿Como pasáis el momento sala de espera en un hospital?

8 comentarios:

  1. Mejorando...eso está genial! A ver si el alta llega pronto.
    Besos y que os mejoréis ambas!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. De momento, 6 meses más. A ver hasta donde llegamos.

      Eliminar
  2. Genial que ya se vaya volviendo a la normalidad y os hayan dado el alta. Yo noto enseguida cuando el mio tiene fiebre. Por regla general ni duerme ni para por el dia. Cuando esta pidiendo siestas y quieto es que esta con fiebre. Miedo me da verlo tan tranquilo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si, se quedan como en stand by y a la vez muy tontorrones.... pero bueno, afortunadamente ha tardado en ponerse enferma. A ver si, una vez salga de esta, ya no volvemos a ver viruses en mucho tiempo!

      Eliminar
  3. Son buenas noticias, a ver si en la siguiente os dan el alta.
    Mi hijo sólo tuvo fiebre una vez y estaba mustio, quejicoso e inapetente. Mas o menos como me pongo yo, bueno y su padre con fiebre... es como el fin del mundo XD. Por suerte ellos nunca enferman y yo los primeros 2 años de maternidad lo iba pillando todo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ojala! Pero bueno, dentro de lo malo, solo hay que perder la mañana en el hospital. No está dando problemas ni es sintomatica así que de momento todo va bien y ya estoy tranquila.

      Eliminar
  4. Vas de aventura en aventura!! Dentro de nada te veo yendo a destruir el anillo único XD
    Bueno, me alegro que mejore la cosa :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cielos! Espero q no!! Imagínate ir al monte del destino con la Habichuela en huelga de porteo!!!! >_<

      Eliminar