lunes, 2 de noviembre de 2015

Evitando... La Toxoplasmosis



La Toxoplasmosis. Esa gran desconocida para la población general (si acaso, llegan a asociarla a los gatetes) y que sin embargo tantos quebraderos de cabeza nos trae a las embarazadas. 

Cuando te quedas embarazada, o primero que te harán será un análisis de sangre en el que, entre otras muchas cosas, buscarán la presencia de anticuerpos frente a diferentes enfermedades. Una de estas enfermedades es la Toxoplasmosis, generalmente benévola y prácticamente asintomática en la población general y devastadora en el embrión, feto o bebé que esté esperando una embarazada. 

¿Cómo afecta el toxoplasma a la embarazada?
Este parásito es capaz de atravesar la placenta e infectar el feto. La infección puede darse en cualquier trimestre del embarazo y provocará diferentes cuadros en función de la edad del feto. Durante el primer y segundo trimestre la enfermedad suele cursar con muerte embrionaria/fetal y posterior aborto. En el segundo y tercer trimestre no suele provocar el aborto (lo que no quiere decir que no pase) pero puede interferir en el desarrollo de ciertos órganos y sistemas. Podemos tener desde niños sanos y asintomáticos a problemas en los sentidos (ceguera, sordera) pasando por alteraciones neurocerebrales: retraso mental, alteraciones en la motricidad, epilepsia... También puede nacer sin vida o fallecer poco después del nacimiento. De ahí su importancia en tomarse muy en serio esta enfermedad, digan lo que digan nuestras abuelas de que 'en sus tiempos nadie sabía de estas cosas y mira que bien estáis'. 

La Toxoplasmosis es una enfermedad provocada por el protozoo Toxoplasma gondii. Es, por tanto, una enfermedad parasitaria que no se contagia entre personas si no por la ingestión de alimentos contaminados por las heces (infección fecal-oral, que se dice). Es una enfermedad que afecta a la seguridad alimentaria.

Aquí nuestro amigo, el T.gondii


El gato juega un papel muy importante en la difusión del toxoplasma, no en vano, es el hospedador definitivo, el único en el que el parásito puede completar su ciclo (digamos que nosotros como humanos somos hospedadores "accidentales" en los que el parásito no logra llegar a ser adulto ni desarrollarse a un estadío superior). Las formas infectantes del parásito llegan al exterior con sus heces y, tras un periodo de maduración que suele situarse en torno a las 24h, estas heces se consideran infectantes.

Ciclo de la vida


El gato se infecta por la ingestión de carnes contaminadas (roedores que caza, vísceras crudas, restos de alimentos). Esto quiere decir que si tenemos un gato indoor (casero, de sofá, que come su pienso seco o sus latas) y no lo alimentamos con estas dietas nuevas que están surgiendo de todo crudo y natural, ni le damos chorizo de la tía Mari la del pueblo, no deberíamos tener ningún problema. Pese a todo, en las clínicas veterinarias podemos hacer un sencillo análisis de sangre igualito al que nos hacen a las embarazadas para detectar si el gato es seropositivo o no. Si no lo es, no puede transmitirnos la enfermedad. Así de simple. 

¿Y qué pasa si lo es? Pues no pasa absolutamente nada. Únicamente deberemos extremar las medidas de higiene, algo que ya nos toca hacer con las verduras, frutas, carnes y pescados que vayamos a consumir. No, no estoy hablando de sumergir al gato en lejía durante 15 minutos. Simplemente tendremos que extremar la limpieza. Es mejor que el cajón del gato lo limpie otra persona, que utilice guantes desechables y que lo haga todos los días. Las heces deben 'madurar' por lo que si no las dejamos más de 24h en el cajón estas nunca serán infectantes.

Hasta aquí el tema del gato. Ahora bien, si es tan difícil contagiarse vía felina, ¿por qué hay que tener tanto cuidado? Pues simplemente porque la mayoría de las infecciones vienen por la vía alimentaria cotidiana. Alimentos susceptibles de estar contaminados que tenemos que consumir con precaución o directamente no consumir. Las embarazadas que sean toxoplasma negativas tendrán que extremar las precauciones con verduras, frutas, carnes y pescados. 

1. Verduras: deberán consumirse cocinadas y, si es en crudo, debidamente higienizadas. La higienización se consigue de un modo 'sencillo'. Solo hay que lavar a conciencia las hortalizas y dejarlas sumergidas unos minutos en agua con unas gotas de lejía (si, queridas, la Amukina es lejía apta para consumo pero muy cara. Tenéis litros de lo mismo a 0'70 céntimos en cualquier supermercado, solo tenéis que aseguraros que ponga en la etiqueta 'Apta para la desinfección del agua de bebida). Cuando pase el tiempo que especifique el fabricante, simplemente enjuagáis a conciencia las verduras y frutas y a comer en crudo.



2. Frutas: con respecto a las frutas, aunque en los árboles sea difícil contaminarse, muchas veces caen al suelo, donde puede que esté el parásito. Por ello siempre es recomendable seguir con ellas las indicaciones hechas para las verduras. También podemos pelarlas (que al final es lo que yo hago muchas veces porque me resulta muy tedioso andar lejía arriba y lejía abajo todo el rato).



3. Carnes: las carnes deberán cocinarse a conciencia. Si sois carnívoras como yo lo pasaréis muy mal. Es por eso que he decidido comer lo menos posible en argentinos (snif, snif). Las hamburguesas deberán estar bien hechas también (snif) y está absolutamente prohibido el consumo de embutidos crudos curados (jamón, chorizo, fuet, salchichón, salami....). Snif. Podemos comerlo si los cocinamos (en lentejas, cocidos, pasados por el horno con unas truchas....). No es lo mismo pero es lo que hay. En muchas páginas webs recomiendan su congelado pero no me voy a arriesgar, la verdad.

Y eso que he encontrado estudios científicos que corroboran que la congelación inactiva el parásito. Os enlazo los abstract. En el segundo admiten que el parásito se inactiva pasando 2 días a -20ºC o 3 a -10ºC. Está bien saberlo pero también encontré una alerta de las autoridades americanas con respecto a un producto de pescado congelado que resultó estar contaminado con toxoplasma (supongo que por manipulación incorrecta y contaminación cruzada pero no entiendo porqué entonces el congelado no inactivó el parásito.

http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/18694755
http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/18681796

También hay mucha gente que dice que el tiempo que se requiere para curar un jamón ibérico puro de bellota (los 5 jotas famosos) es más que suficiente para inactivar el parásito. No he encontrado ningún estudio científico que corrobore tal afirmación así que yo particularmente, me quedaría (y me quedaré) 9 meses sin comer embutidos en crudo que tampoco pasa nada (en mi caso ya va a hacer casi un año, al encadenar los dos embarazos).

Incluso he leído en blogs de embarazadas y comentarios en blogs que matronas, médicos y ginecólogos le restan importancia a la enfermedad aduciendo que es muy difícil el contagio en el mundo desarrollado. Yo, la verdad, me echo las manos a la cabeza con semejantes negligencias porque si, el contagio es complicado (yo misma soy la prueba viviente) pero la enfermedad es lo suficientemente grave para mi bebé como para tomársela muy en serio. También parecía complicado contagiarse de varicela y tengo una amiga que se contagió con 6 meses de embarazo y tuvo que abortar con todo el dolor de su corazón. Así de en serio son estas cosas.



4. Pescados: esto es lo que más me sorprendió durante mis investigaciones. El pescado siempre cocinado también puesto que durante su procesado puede contaminarse. Así que, bye bye sushi , nos veremos en febrero. :_____(. Recalcar aquí que en el pescado NO progresa la enfermedad y que la alerta se dio por una contaminación cruzada. A la conclusión a la que llego es que como no sabemos si va a existir o no un error durante la manipulación, todo cocinado y así matamos el toxoplasma.



Por último, las embarazadas que sean toxoplasma negativo deberán extremar las precauciones con las labores de jardinería. Si podéis, evitadlas (mi Mozo me ha prohibido empezar el macetohuerto de invierno, no vayamos a tener un disgusto con la tontería U_U) y si no podéis, tenéis que utilizar guante desechable, guante de jardinería (porque los desechables se suelen romper) y lavaros bien las manos entre maceta y maceta (para que no nos toquemos la cara o la boca en algún descuido). En la tierra podemos tener el parásito latente, esperando para infectarnos.



Dicho todo esto, ya habréis llegado a la conclusión de que yo soy una embarazada con la mala suerte de ser toxoplasma negativo. ¿Cómo he conseguido llegar hasta aquí sin infectarme teniendo en cuenta que soy una carnívora amante del steak tartar y demás carne sangrienta y, para más inri, veterinaria acostumbrada a lidiar con gatos de todo tipo y condición? (Obviaremos la parte de que soy bastante poco higiénica a la hora de manipular alimentos varios, que estoy autorizada legalmente para impartir cursos de seguridad alimentaria y manipulación de alimentos pero a la hora de la verdad no tengo autorización moral alguna >_<, yo confieso). Pues porque realmente hoy en día tenemos controles estrictos que garantizan hasta cierto punto nuestra seguridad alimentaria (la gran mayoría de nuestras abuelas son toxoplasma positivo por la costumbre de las matanzas en casa, los embutidos caseros y el consumo de carne poco hecha y ensaladas no higienizadas). 

¿Quiere esto decir que bajo la guardia? En absoluto. Me niego a poner en riesgo a mi niña por no ser capaz de aguantarme 9 meses de nada sin comer embutidos, sushi, steak tartar, carne sangrienta y fruta a bocaos. 

¿Me molesta? Pues no os lo voy a negar: si. Es tedioso, fastidioso, no como ensaladas por el tedio que me da montar el lío con la lejía, odio andar pelándome la fruta cada vez que quiero una pieza y mataría por un bocata de jamón (o chorizo, o fuet, o lomo bajo sangrante). Cuando voy de restaurantes, me estreso un poco, para que negarlo, porque no sé como están manipulando los alimentos. Al final siempre que quedo con una amiga veterinaria por el centro, acabamos en un italiano y creo que tengo a la pobre un poco harta U_U. No me atrevo a comer ensalada en los restaurantes, no pido hamburguesas en los sitios chulos porque se que pasan poco la carne (y pedir que me la pasen más me parece un crimen) y, como he dicho un poco más arriba, he dejado de acudir a los argentinos a los que íbamos con los amigos del Mozo. Sin embargo, pienso resarcirme cuando tenga aquí a la peque, jijiji.

El Mozo opina que nos enriqueceríamos si patentáramos un método para infectar a toda no gestante con toxoplasma. El otro día me preguntó si podríamos infectar un gato y dárselo a lamer a las pre-embarazadas. Yo le he dicho que siga pensando en El Método para volvernos ricos ¬_¬.

Y vosotras, ¿sois toxo-positivas o toxo-negativas? ¿Como lleváis el embarazo las negativas? ¿Seguís todas las medidas de higiene? ¿Os resulta tan tedioso como a mi? ¿Cuántas veces os han dicho que os deshagáis de vuestros gatetes? Muchas mas que de vuestras macetas, ¿verdad?

<< A Dios pongo por testigo que cuando la Habichuela desaloje me iré de pueblo en pueblo a la caza de los embutidos más caseros que encuentre >>


36 comentarios:

  1. Yo exactamente igual que tu y pasandolo bastante regulin porque tengo muchas ganas de jamon y sushi... Pero bueno, para lo que me queda ya no voy a tirar por la borda 8 meses de abstinencia!
    Lo que me consuela es que con suerte el mio nace antes de navidad y podre comer jamon! porque ya me han dicho que viene grandote, en la semana 32 tenia percentil 90 con 2,275kg! todo un torete jajaja

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues que suerte, hija porque lo dicho: yo a lo tonto, dos navidades sin jamón, embutidos varios ni ahumados (del primero tuve el positivo en diciembre y el aborto a finales de entero y este segundo me pilla en plenas Navidades). De hecho, del primero habría podido comer, pero no esperábamos tener el aborto y mi Mozo regaló todos los embutidos de la cesta a conocidos xD. Aunque la verdad, en lo último en lo que pensaba yo en enero era en comer lomo ibérico U_U.

      Eso si, para este año, me voy a ir a un sitio a que me corten y envasen el jamón de la empresa al vacío y santas pascuas! Me lo comentó una colega en mayo y el sitio está al ladito de mi casa ^_^

      Un abrazo :)

      Eliminar
  2. Me gustaria apuntar otra posible fuente de riesgo Hobbita. Ya se que a la mayor parte no les aplicara pero yo conozco a un caso muy cercano y fue bastante lamentable que acabara en aborto. No se si habre dicho alguna vez que yo soy microbiologa. Pues en uno de los laboratorios en los que trabaje una chica quedo embarazada pero se contagio de toxoplasma proveniente de las muestras de agua que manipulabamos, la mayor parte fecales. Esto fue en el primer trimestre y obviamente perdio el bebe por aborto espontaneo pero la cosa no acabo alli porque ella fue uno de esos casos raritos y tubo que tomar medicinas para acabar con el parasito porque si que hubo algun tipo de desarrollo en su organismo. La limpieza total de su cuerpo duro mas de seis meses con tratamiento. Despues pudo volver a quedar embarazada sin problema. Veo que el tema de seguridad y salud se trata muy a lo feliz en algunos laboratorios de analisis y no se es totalmente consciente de la situaciontan delicada en la que se encuentra una mujer embarazada. Siempre me he cansado de discutir la cantidad de riesgos que se dejan a la viva de Dios en estas situaciones porque total simpre se ha trabajado asi, de mal, y nunca ha pasado nada.
    Un abrazo,
    Mai

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Totalmente de acuerdo. Las personas en contacto con materiales de riesgo y susceptibles de estar contaminadas deberían extremar aún más las precauciones o, lo más deseable, solicitar el traslado a un puesto en el que no se asuma el riesgo (y en su defecto, baja por riesgo durante el embarazo). A las veterinarias se nos considera profesión de riesgo y en principio nos daban la baja nada más comunicar el embarazo pero últimamente están muy tontas las mutuas y hay que pelearlo en los tribunales. Lo siento mucho por tu compañera porque no es plato de gusto que a alguien le pasen estas cosas U_U.

      De todas formas, estoy de acuerdo en que las medidas de bioseguridad se las toman a risa en muchos sitios (ya ni siquiera estando embarazada). Al tipo al que yo denuncié me obligaba a hacer radiografías con un peto de plomo remendado con cinta americana y solo había un protector de tiroides en toda la clínica (y teníamos que hacer las inmovilizaciones entre dos personas así que había que turnarse el protector). También conozco colegas que trabajan en ganadería que sufren desde accidentes tontos a enfermedades bastante graves y en un curso de riesgos laborales que hice nos comentaron la alta incidencia de abortos de primer trimestre que tenemos las veterinarias, probablemente asociados a parásitos y zoonosis de nuestros pacientes :(l.

      Y el problema es que, como nunca pasa nada, la gente sigue haciéndolo mal. Hasta que pasa.

      Un abrazo :)

      Eliminar
  3. Pues aquí una se ha cuidado, pero con una parte de relax... es que me negaba a ir estresada por una cosa más, así que como ensalada sólo en casa, jamón he comido un par de veces (congelado 48 horas), las frutas y verduras lo que dices y bueno, carne y tal la pido muy hecha y si hace falta la regreso a cocina. He sido menos complicado de lo que me esperaba y tuve la suerte de pasarme los 9 meses sin ninguna eventualidad.

    *llevo peor lo de la salmonela, muero por mayonesa casera/alioli/salsa tártara

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Uys, pero con la salmonella hay que tener cuidado siempre Moder, estés embarazada o no que es una enfermedad muy puñetera tanto a la hora de sufrirla como a la hora de eliminarla. Si no recuerdo mal (esto es de cabeza, no me hagas mucho caso que no lo he contrastado) te quedas como portador en muchos de los casos. Así que las salsas caseras con huevos crudos siempre con producto fresco y sin que caigan trozos de cáscara al meollo del asunto, consumo rápido y la conservación en frío. Y si no, siempre se puede comprar huevo pasteurizado que ya lo venden en todas partes.

      Un abrazo :)

      Eliminar
  4. Madre mia que de cosas chungas.... pero la verdad es que yo tampoco me arriesgaría... además...¿que clase de madre sería si el primer "sacrificio" que tengo que hacer por mi hijo me lo salto porque "es un latazo"?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El problema está cuando los médicos y matronas le dicen a una embarazada que estas cosas no pasan a día de hoy y que mientras coma 'jamón del bueno' está a salvo. En ese caso, la embarazada hace lo que el profesional sanitario le ha dicho. Lo bueno es que como todo está perfectamente controlado, no pasa nada (lo dicho, yo llevo toda la vida guarreando con carnes, embutidos, plantas y gatos y soy toxoplasma negativo). Lo malo es que, cuando pasa, es devastador y lo que no deberían hacer los profesionales médicos es restarle importancia a esta enfermedad, principalmente por su gravedad.

      Un abrazo :)

      Eliminar
  5. Pues yo soy toxoplasma negativo, ingeniero agrónomo (por supuesto, me he olvidado durante estos meses del manejo de plantas), y lo único de lo que no me he privado es de comer buen jamón ibérico de una tienda especializada. Y no me he privado porque me llegó un artículo donde científicos comprobaron que aquellos jamones con un cierto grado de maduración y curación (no recuerdo si eran 8 o 9 meses) podían ser perfectamente consumidos por las embarazadas, ya que no se detectaron en ninguno de ellos este microorganismo. Entre ellos, por supuesto, el jamón ibérico (si es de bellota, mejor aún :)). Lo que ya no te aseguraban era que el jamón serrano que te venden de oferta en el mercadona por 30 € no tuviera este patógeno.
    Ya estoy en la semana 29, y todos los análisis me han dado negativos en toxoplasma hasta la fecha. Lo que sí me privo, porque entiendo que es bastante distinto, es del resto de embutidos como morcilla, chorizo, salchichón, etc. Sólo los como si están cocinados

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo leí un artículo hace tiempo (no se si sería el mismo que tú leíste) en el que, efectivamente, aseguraban que los jamones con una curación mínima de 24 meses estaban libres de toxoplasma. Sin embargo, yo le encontré varias pegas a ese artículo.

      - La primera de todas era que lo financiaba la industria alimentaria, el sector del cerdo, que en España es bastante potente. Dentro del sector del cerdo eran los defensores del ibérico puro, cuyos productos son los que exigen mayor tiempo de maduración.

      - La segunda y que más me chirrió es que no se tomaron muestras de los jamones antes de curar (en fresco) y del mismo jamón a los 24 meses. Me explico: el estudio solo decía que en las muestras de jamones analizadas no había toxoplasma gondii pero si nunca hubo toxoplasma claro que no lo vas a encontrar después. Ni al mes, ni a los 12 meses, ni a los 24.

      Es como si yo tuviera una prevalencia del 0% de toxoplasma en los gatos indoor de mi clínica. Eso no quiere decir que recomiende a los propietarios de gatos no hacer el análisis porque total, en los gatos indoor nunca encuentro toxoplasma.

      Así que, como me chirriaba, he decidido no arriesgarme. De todas formas, es lo que decía más arriba: en 30 años no me he contagiado (y no acostumbraba a comer 5 jotas todos los días.... yo el embutido de diario he de confesar que es del de 30€/kg), malo sería que ahora la pillara en 9 meses con el control tan grande que hay en la industria. Pues pese a todo, prefiero aguantarme este tiempo. Por si acaso.

      Por supuesto, cocinado no hay ningún problema.

      Un abrazo :)

      Eliminar
  6. Ay mi niña, mi suegra me acaba de regalar un par de chorizos y salchichones de su pueblo . Como se va poner mi A. Yo a verlo comer con envidia.;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pero es por una buena, buenísima causa!!! ^_^

      Un abrazo!!! :)

      PD: a lo tonto, todas toxoplasma negativas xDDDD

      Eliminar
  7. Toxoplasma negativa al habla. Y aunque muero por un buen bocata de jamón lo llevo bastante bien. En cualquier caso he de decir que aunque aumentado las medidas de higiene, no utilizo lejía para lavar la ensalada. Eso sí, ya sólo consumo la embolsada (nada de la lechuga romana del huerto de papa), y la reenguago un par de veces. Seguramente pienses que hago el canelo pq si no la desinfecto ya la puedo lavar y lavar con agua, pero soy de la teoría de que si en 35 años no la he cogido... Llámame inconsciente. Eso sí, ya no como ensaladas fuera de casa, ni hamburguesas o demás bocatas que lleven algún tipo de verdura cruda. La carne (muy a mi pesar también) muy hecha y no pruebo el shushi desde hace 4 meses.

    En cualquier caso, como he estado con un superresfriado desde prinicipios de septiembre, al churri se le metió entre ceja y ceja que igual no era un resfriado y que había pillado la toxo, ya que muchas veces puede presentar síntomas de gripe. Al final me acabo de repetir la analítica de anticuerpos y todo OK, sigo siendo toxonegativa.

    Donde estoy teniendo mucho más cuidado es con el tema jardín y gatos: yo soy la encargada de cortar el cesped y demás pero el pobrecito lleva unos meses que no le hago ni caso. Menos mal que de vez en cuando viene mi hermano y le pasa la máquina, que aunque no se quede muy maqueado... algo es.

    Luego esta el tema gatos. Tenemos en custodia compartida con un par de vecinos de la calle a dos gatos callejeros. Le hemos puesto una "Casita" en el porche y les ponemos agua y comida. Eso sí, no entran la casa. Y con todo el dolor de mi corazón no los toco apenas (y eso que hay uno que pese a ser callerejo es super empalagoso), porque más de una vez los hemos visto cazar pajarillos y demás animalillos "salvajes". Es una lástima, pero aunque todo el mundo diga que sea muy difícil contagiarse y por muchas medidas de higiene que tenga con ellos, no voy a correr más riesgos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por tocar a los gatos no te va a pasar nada (bueno, puedes coger tiña pero no es toxo ^_^) pero si el contacto con sus excrementos. Al ser callejeros no sabes si seropositivos y, aunque fueran seronegativos, no puedes controlar lo que cazan. Así que estos meses, los tendrán que cuidar otros :).

      La lechuga romana del huerto de papá la puedes comer si montas el lío de la lejía. Yo he dejado de comer ensaladas por el engorro, sinceramente. Eso si, yo compraba embolsadas y las he dejado de comprar porque no sé muy bien como las higienizan (es una parte de la cadena alimentaria en la que nunca he puesto demasiado interés, jeje, debería ponerme a investigar xD).

      A mi me repiten la toxo esta semana que viene así que tendré resultados frescos en 15 días. De todas formas, lo dicho, ya sería mala suerte que ahora que soy 'relimpia' y que no trabajo con gatos callejeros asesinos y poco colaboradores vaya y me infecte :/. Que capaz soy, pero es muy improbable.

      Un abrazo :)

      Eliminar
  8. Yo también soy toxonegativa y si te soy sincera el primer trimestre con las nauseas y los ascos lo pasé a base de bocatas de jamón serrano congelados 48 horas cuando mi pareja se acordab. Otras me hacia el bocata y cuando me lo comia o con los dias caia de la higuera y no se habia acordado así que fijate. Lo bueno esque se me ha pasado el antojo. También he comido longaniza embutida y chorizo ahora no pero por los ardores. Queso y pavo lo unico...muero por fuet T__T La verdad esque lo unico que no hago es cambiar la caja de los gatos (bien! roque soy un trio de guarras que mean y cagan todo incluido bordes y alrededores). En fin, a mi me toca a mediados de enero así que en principio la navidad con cuidado. nada de salmon y cosas (al fin tengo excusa porque no me gusta pero cada navidad he de comer por cortesia) lo malo es que me gusta eventualmente algun chupito de alcohol o vino y ahora ni olerlo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues ni chorizo, ni salchichón, no lomo embuchado, ni jamón. Ni ahumados, ni boquerones en vinagre, ni huevas de mujol (BUAAAAA!!!!!). El queso asegúrate de que esté pasteurizado (tengo otro post pendiente sobre nuestra querida amiga la Listeria!) aunque si en tu familia no son muy queseros no creo que traigan quesos artesanos hechos con leche cruda pero es que la Navidad es muy proclive a estas delicattesen.

      Un abrazo :)

      PD: y hazle el test a las gatas, que no cuesta nada y por lo menos te quitas la incertidumbre de si tienes el peligro metido en casa o no.

      Eliminar
  9. También yo era negativo. Me pasó como a ti, que primero con un embarazo y después con el otro, me pasé sin catar jamoncito y otras delicias unos cuantos meses. En plena navidad estaba en el primer trimestre y ni loca me acercaba al embutido.

    La fruta y verdura la lavaba a tope. Caí en la trampa de comprar Amukina. Dejaba la comida reluciente, jjjjj.

    Dejé también de tomar refrescos y café. Nada de nada. Ni una gotita.

    Siempre decía: en cuanto dé a luz, traedme un bocata de jamón serrano con queso bien curado y una coca cola. La realidad fue bien distinta: dieta blanda por unos días (por eso de la cesárea). Tampoco me apetecía nada de nada en aquel momento ese bocata con refresco por los que tanto suspiré durante 9 meses. Cosas de la vida jjj

    Un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hombre, en tu caso es comprensible porque te tienes que recuperar de una anestesia y una cirugía bastante traumática. Aunque te hubieran permitido comer lo que quisieras creo que habrías elegido un caldito de pollo con fideos :). En cambio mi amiga, la Mami Reciente, solicitó un fuet para comérselo a bocaos y después le compraron los amigos un platito de jamón del bueno (que no caté porque volvía a estar embarazada, :____( ).

      En situaciones normales yo no tomo cocacolas ni refrescos así que es algo que no estoy echando en falta pero mis amigas si que lo pasan mal y además me he dado cuenta de que hay pocos bares que tengan cocacola sin cafeína. He dejado de tomar café y té, eso si pero tampoco me está afectando demasiado. En el primer trimestre estás dormida todo el día (no creo que el café tenga mucho que ver) y en el 2º estoy hiperactiva y muy despierta :p.

      Un abrazo :)

      Eliminar
  10. Yo soy, o era (quien sabe..) toxoplasma negativo y me pasé el embarazo suspirando por un bocata de jamón y unos huevos fritos (me gustan con la yema sin cuajar, así que los evité). Eso sí, enfrente de la maternida de O'Donnell hay una tienda de jamones, así que puedes imaginar que cene la noche que di a luz! ;-p Y cuando llegué a casa un par de huevitos fritos con puntillita! Mmmmm..... (Estoy babeando, jijiji)
    Sobre verduras y frutas muy lavado todo y la fruta siempre la como pelada, embarazada o no, por tema de alergias.
    Mucho ánimo que ya no queda nada para que puedas pegar bocado a esos manjares!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ay, pues a mi me da tedio pelar la fruta y para después de la natación siempre acabo llevándome un plátano. Lo bueno es que ahora viene la fruta de invierno y me estoy poniendo las botas a kiwis y chirimollas, que se comen con cucharita y granadas, que son un engorro pelarlas tanto embarazada como sin embarazar pero.... están taaaaan ricas. Ahora tengo que ir a comprar unas pocas que no me queda fruta.

      Y como seguramente al final me vaya a la maternidad de O'Donell, a ver que me dicen el miércoles de los riñones.... si, solicitaré cenar un platito de jamón del bueno :p

      Un abrazo :)

      Eliminar
  11. Yo soy positivo. No me preguntes ni cómo, no tengo ni idea. Creía que era debido a una gata que tuvimos en nuestro piso de estudiantes, pero mi hermana y prima también vivieron en ese piso y son negativas. Quizás alguna marranada que hiciera de pequeña, pues jugaba mucho en en jardín que teníamos, con la tierra y eso. No conozco a nadie que sea positivo, sólo yo. Alguna cosa buena tenía que tener.
    Ánimo que en cuanto nazcan los bebés podréis comer de todo y ni OS acordaréis de estos meses de privación.
    El salmón ahumado tampoco se puede?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo solo conozco a una persona seropositiva y creo que además es la única del grupo no veterinaria xDDD. Eso si, es originaria de un pueblo del Bierzo, famoso por matanzas domiciliarias, embutidos caseros y demás delicias que nos trae de vez en cuando (y que, por lo dicho anteriormente, llevo 1 año sin catar, grrrr).

      El salmón ahumado no ha llevado tratamiento térmico, así que también prohibido. Ni salmón, ni boquerones en vinagre, ni huevas varias. Tampoco sushi ni cebiche. Tengo post en cola sobre el pescado donde lo explico un poco mejor. Va a ser otra estupenda Navidad xDDDD

      Un abrazo :)

      Eliminar
  12. Otra negativo al habla. Mantuve las precauciones a lo largo de mi embarazo pero el primer trimestre estuve preocupada porque me enteré de mi estado a la mitad de las navidades y ya había consumido todo tipo de productos prohibidos.
    En cuanto a la opinión de los profesionales, me he encontrado de todo: desde los que quitan hierro al asunto asegurando que hoy día todo lo que se vende en los supermercados está muy controlado hasta los que son tajantes y te prohíben de todo. Yo preferí unirme al ejército de los precavidos y acabé hasta el moño del sándwich mixto (calentito pasando por la plancha el jamón de york por si acaso).
    Y mucho ojito con la listeria. Yo que soy muy quesera investigué y el 75% de los quesos que me molan están hechos con leche cruda.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sip. Las embarazadas queseras tienen un problema gordo con esta bacteria. Tengo un post en cola esperando ver la luz. Los quesos artesanos, los que los entendidos aprecian más, están prácticamente todos elaborados con leche cruda. Yo aprecio el sabor de algunos pero para mi no es terrible comerme un semicurado preparado con leche pasteurizada. Pero conozco personas que opinan que eso es plástico y que se que lo pasarían muy mal si les privaran de sus quesos ^_^.

      Un abrazo :)

      Eliminar
  13. Muy buen artículo. En cuanto pueda lo vinculo en la entrada de mi blog en la que hablaba al respecto. Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias! Ya sabéis, para el próximo churumbel, si es que os pusierais a ello, análisis al gatete y os quitáis de líos (siendo indoor casi seguro que os sale otro toxo negativo). Eso si, si sale negativo, él también a dieta: ni jamón serrano, ni chorizo, ni fuet.... xD

      Un abrazo :)

      Eliminar
  14. Terrible enfermedad, Hobbita. Yo sí como algo de embutidos, no mucho pero es que mi médico le restó importancia al tema y me dijo que si no lo había cogido ya en más de 40 anos no la iba a coger ahora. En cuanto a los gatos a los que alimento, no bajo la guardia y las de mi madre, también, especialmente cuando limpio la cajita. Despues de leerte,restringiré el consumo de embutidos a los cocinados.Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya te digo que con la tontería, el más demonizado de los posibles transmisores de la toxo, el gato, es al final el menos peligroso (pero por supuesto, sin quitarle importancia al hecho de que es el hospedador definitivo del parásito). En cualquier caso, con los gatos callejeros tienes que tener cuidado, no tanto por la toxoplasmosis si no por la tiña. Y estando embarazada no se muy bien que tratamiento te podrían dar si la pescaras. Ahora mismo yo no quedo con una compañera veterinaria que solía comer conmigo (trabaja al lado de mi casa) porque un paciente perruno le ha pegado la tiña puñetera. Ella se está tratando pero los antifúngicos son medicamentos muy fuertes y algo me dice que prohibidos en el embarazo salvo fuerza mayor.

      Y durante el embarazo, mejor todo pasado por calor o no consumirlo directamente, no vaya a ser.

      Un abrazo :)

      Eliminar
  15. A mí las contaminaciones alimentarias era lo que más miedo me daba. Y yo que soy de comer verdura cruda, tuve que andar con mucho cuidado. No entiendo a la gente que va por la vida pensando que a ellos no les tocará. No creo que debamos volvernos paranoicos, pero no me parece bien asumir un riesgo que trae consecuencias para el futuro bebé, me parece terriblemente egoísta.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sigo pensando que muchas veces el problema viene desde el profesional que no le da a la toxoplasmosis el suficiente valor. Y no será porque no hayan visto casos que seguro que un par de ellos caen cada año U_U. No creo que las madres embarazadas asuman el riesgo a propósito si no que están mal informadas y mal asesoradas por el profesional sanitario. A mi, la enfermera de mi centro de salud me dijo que no comiera queso por la toxoplasmosis ni pescado por el anisakis. Primero, el queso no transmite toxo, si no listeria y segundo, el anisakis si que se inactiva por congelación, el peligro del consumo en crudo es otro. Creo que los profesionales deberían estar mejor reciclados.

      Un abrazo :)

      Eliminar
    2. Será que hoy tengo el día torcido....Cogía a unos cuantos"profesionales" que necesitan reciclarse, los echaba al contenedor y no los sacaba más.

      ¡Gracias por el post! ;-)

      Eliminar
  16. Pues yo soy de familia muy de matanzas, cortijos, cuadras, etc.
    Toda mi vida en la tierra, jugando con los animales de las cuadras, gorrinillos incluídos. Rodeada de gatos de campo a los que daba hasta besitos de peque.
    Devoradora de embutidos y dueña de 3 mininos...y toxonegativa.
    Una amiga me dijo que ella se cambiaba de acera si se cruzaba con un gato por la toxo... Yo me informé y les hice la analítica a los gatos que dieron negativo.
    Si me fastidió este tema pero me aguanté, cuantas menos papeletas se lleven de peligros para el bebé pues mejor, aunque el riesgo sea de 1 entre 1 millón, al que le toca es devastador.
    Mi marido se encargó de los areneros y de las plantas... Murieron ceca de 50 plantas en mi embarazo....

    Un caso que me llamó la atención: Una chica perdió a su niña ya casi cumplida por una ensalada de bolsa, porque dice que es lo único que pudo ser.
    Sabes el plazo de tiempo que hay entre la infección y que des positivo o que se pueda detectar infección en el feto? No vi oportuno preguntar a esta chica el tiempo que pasó desde que comió la ensalada hasta el fatal desenlace...
    Gracias por esta info tan completa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En humana el periodo de incubación medio está entre 1 y 2 semanas pero con una horquilla que va desde los 3 a los 20 días. La chica pudo contagiarse con la ensalada de bolsa, pero también por carne poco cocinada (filetes, hamburguesas caseras a la plancha...) o incluso cambiándole la tierra a las macetas. Este fin de semana yo me he ido al monte a recoger setas y he tenido que andar con mucho cuidado cada vez que desenterraba una. Por supuesto nada de probarlas sin cocinar.... El parásito puede estar en cualquier parte, acantonado y si te toca es devastador U_U. Lo siento mucho por tu conocida.

      Un abrazo

      Eliminar
  17. Nosotro compramos el Amukina este pero fue una mierda pinchá en un palo, así te lo digo. Que asco todo con ese agua, qué horror. Al final todo bien lavadito y san seacabó. Ahora también te digo, cuando me llegaron los análisis resulta que yo, alguna vez en mi vida, pasé la toxoplasmosis asique no tuve que privarme de nada muAHahAHhaA!!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por cierto, la autora de 7 pares de katiuskas tuvo toxoplasmosis en el embarazo de su octava hija (sí, 8) y ahora están con pruebas para verificar que no tiene nada (un año después).

      Eliminar
    2. No conocía a esa bloguera. Espero que al final la peque no tenga nada. En la facultad conocí a dos compañeras cuyas madres pasaron la toxoplasmosis en el último trimestre del embarazo y una amiga mía hizo combo en la barriga: toxoplasmosis y citomegalovirus. Lo único que tiene son los ganglios submandibulares infartados desde bebé. No se ven, solo se tocan y cuando los tocas, te asustas, pero ningún otro síntoma ni problema. Es lo que pasa en el último trimestre, que puede ser muy grave o puede cursar asintomático pero eso no se sabe hasta varios meses después del nacimiento del bebé U_U.

      Un abrazo

      Eliminar