martes, 29 de diciembre de 2015

Dudas que asaltan a una embarazada primeriza: cómo enfocar las visitas hospitalarias



He de confesaros que tenemos un pequeño incendio familiar en nuestra pocket casa hobbita a raíz del tema de como vamos a enfocar el parto y post parto de la Habichuela. Digamos que tenemos opiniones encontradas y que, al menos en este caso, por mucho que hablemos, no se yo si logramos encontrar 'un espacio de confluencia común'.

Yo entiendo que el padre debe ser parte del proceso de embarazo, parto y postparto y me encanta cuando el Mozo viene a las clases con la matrona, a alguna que otra ecografía (sería TAN bonito que viniera a todas), que me ponga a hacer 'el gato enfadao' para relajar la espalda y que se preocupe por la Habichuela. El problema viene cuando en la pareja surge una discrepancia. Si la discrepancia afecta al embarazo, parto, post parto o crianza, entonces el problema puede degenerar en un problemón.

¿Cómo la resolvemos? Generalmente lo hablamos. Que esto puesto en el papel queda muy bonito y muy zen. La realidad es que, primero nos cabreamos, cada uno en su posición, con su línea roja marcada, luego vamos aportando ideas y acercando las líneas hasta que alcanzamos algún punto común. Es una solución que a la vez no satisface a ninguno de los dos miembros pero que tampoco megacabrea al otro y así somos más felices. Consenso lo llaman en política :p.



Total, que ahora mismo tenemos una de estas discrepancias en torno al tema VISITAS en lo que llamaremos 'Los alrededores del parto'.

Resulta que yo soy una Hobbita un poco asocial. Me explico. No es que sea una rancia y que no me hable con la gente. De hecho, soy muy extrovertida y a la gente le gusta estar conmigo. Sin embargo, hay ciertos momentos en los que me gusta tener intimidad y quiero vivirlos exclusivamente con ciertas personas.

Tanto es así que yo el momento del parto me lo imagino como un momento de máxima introspección en los que, en mi opinión, tenemos que estar mi Mozo, el equipo médico de turno y yo. Y nadie más. Tanto es así que me he planteado no avisar ni siquiera a mi madre que estoy de parto, mucho menos a los suegros.

Pues en ese punto fue donde al Mozo no le pareció bien. Él considera que, en el momento que nos comuniquen que estamos de parto, tenemos que avisar tanto a sus padres como a los míos. Esa es su línea roja. Y luego ellos ya que decidan si quieren venirse o no al hospital a pasarlo con nosotros. Y sinceramente, yo me niego: he ahí mi línea roja.

Aquí, el primer punto (que es en el que nos hemos quedado por no discutir mas xDDDD). Yo he movido mi línea roja hasta la suya de forma que vale, acepto avisar cuando estemos de parto y no cuando la niña y yo estemos en la habitación. Él ha movido su línea roja hasta un punto en el que hemos acordado hablar con nuestras familias para que NO se presenten en el hospital hasta que tengan una segunda llamada de confirmación y vía libre para venir.

Llegar a este punto que parece que medio contenta a los dos ha sido tarea ardua, no creais. Y es que yo ya he hablado seriamente con mi madre y acepta perfectamente los términos del acuerdo. ¿Y mis suegros? Os preguntaréis. Pues ni idea porque a día de hoy, el Mozo NO ha hablado con ellos. ¬_¬. Que diréis que hay tiempo de sobra pero yo ya me conozco a mi Mozo y a su familia y, son unos amores, pero sinceramente, tienen la comunicación en una galaxia muy, muy lejana. Para que os hagáis una idea, cuando en enero tuvimos el aborto mis padres se enteraron ese mismo día. Mis suegros se enteraron en mayo, después de mucho insistir a mi Mozo y de que mi madre le dijera que no le parecía justo que ella lo supiera y sus padres no. Al final se lo dijo principalmente porque querían regalarnos un crucero por los fiordos noruegos y yo no estaba dispuesta a embarcarme si me quedaba embarazada (lo hizo a regañadientes porque él no pensaba que fuéramos a quedarnos embarazados 'tan pronto' después de todo lo que nos costó el primero). Y menos mal que, tras un ultimatum (como reserven el crucero y esté embarazada te vas tú solo con ellos), se lo dijo, porque en agosto (fecha prevista del crucero) no solo estaba embarazada de nuevo, si no que me cascaron un reposo absoluto por amenaza de aborto la mar de majo (jeje, "la mar" xDDDD).



Así es mi Mozo con todo. Yo le doy tiempo para que se prepare psicológicamente para comunicar algo importante y él lo va posponiendo y posponiendo hasta que se da de morros con ello. Por ejemplo, decir a la empresa que va a tener un bebé y se tiene que ir a las clases preparto (comunicado la semana de antes cuando sabemos que las clases empiezan desde hace prácticamente 6 meses, que me las programaron) o comunicar que se va a casar y que necesita faltar por la mañana para acudir a la cita del registro con el primer testigo (se comunicó con la empresa el día de antes a las 19h y porque le llamé para recordárselo después de 4 meses de plazo desde la cita anterior).

¿Es grave? A priori no demasiado porque confío en que los suegros sean como hasta ahora y respeten la decisión de su hijo. Sin embargo, no puedo evitar el preocuparme porque el primogénito siempre tira mucho y yo creo que en esa familia ya habían perdido la esperanza de continuar la estirpe :p.

Y porque hay varios puntos que yo quiero que se respeten y para respetarlos la gente tiene que entender el por qué de dichas líneas rojas. Y para que la gente lo entienda, lo mínimo es darles tiempo para procesarlo y no llegar el día del parto y decir: 'Estamos de parto pero no queremos que vengáis hasta que os avisemos, ¿oído, cocina?'. Por que aunque puede que hagan caso, mi experiencia con el ser humano me dice que, en estas circunstancias, se me plantan en el hospital suegros, cuñado, primos y tíos-suegros.

1) Si al final es parto vaginal no quiero pasarme la fase de dilatación pendiente de si hay alguien en la sala de espera o teniendo que aguantar visitas. No quiero estar con un camisón que enseña mi culo y con el equipo médico haciéndome tactos delante de las visitas. Que se que los echan, pero ya es un engorro y también se que a veces, se les 'olvida' echarles por puro hartazgo. Tampoco quiero a mi suegro coñazo dándome conversación coñazo mientras tengo el coñazo dilatando dilato. Ni a mi suegra tapándome el culo 'No vaya a ser que cojas frío'. Quiero que sea un momento mío y además no lo tengo en absoluto idealizado: creo que va a ser un momento lo suficientemente fastidioso como para que me aguante mi pareja y ya. Con deciros que ni a mi madre quiero cerca en ese trance os digo todo.

2) Si al final el parto es cesárea programada, quiero ir tranquilamente, que me hagan la cirugía, que mi Mozo haga el piel con piel y me esperen hasta que me suban a planta. Hacer yo el piel con piel con mi niña y entonces, solo entonces y solo si me encuentro lo suficientemente bien, que vengan. Esto puede sonar a manía pero es mi manía. No quiero que a mi niña me la manoseen los abuelos antes de que pueda manosearla yo. No es racional Es algo personal y sentimental. Quiero que ese momento sea para mi, no para ellos. Además, poniéndome en modo práctico, probablemente me encuentre mal y no esté para atender visitas. Por otro lado, entiendo que el Mozo no quiera verse solo en ese momento y en estas circunstancias y que le apetezca, llegado el momento, estar con su madre (le dan miedo los bebés 'poco hechos' xD) así que este es un punto que crea conflicto.

3) Realmente no tengo en absoluto claro que quiera que venga nadie al hospital. Los amigos se que vendrán cuando se lo digamos pero con los padres no lo tengo tan claro. Mi madre respetará el momento 'SEGUNDA LLAMADA' pero algo me dice que quiere ir a la parte del hospital. Lo entiendo ya que con los otros nietos se la ha perdido por aquello de no encontrarse con la ex de su novio y no se cree mal rollo en un día tan especial para los padres. Con mis suegros sigo sin saber por donde respiran así que ni idea. Me reitero en mi pensamiento de que nieta primogénita, tan deseada, no va a hacer que entren en razones para no venir al hospital.

4) Los puntos anteriores pueden cambiar en cualquier momento. Por que me asuste y de repente tenga una imperiosa necesidad de madre (no lo creo, que soy una hija independiente y despegada, pero vaya usted a saber), porque me encuentre fenomenal y esté aburrida y quiera visitas a mansalva o simplemente porque me de la ventolera. El caso es que quiero que sea bajo mis reglas y circunstancias. ¿Y donde deja eso al Mozo? Porque igual que me podría pasar a mi, le podría pasar a él lo que me hace pensar en como gestionarlo. Que la niña es de los dos, las emociones de los dos y cada uno puede tener sentimientos diferentes y perfectamente válidos respecto a ese momento.

5) Sin embargo, creo que ganará mi argumento estrella. A ver que os parece:

- Como yo seré la que tenga el culo al aire y los puntos y los pezones doloridos y además esté mogollón de cansada, decido yo. ¡Ea!

¿Cómo fueron las visitas en vuestro caso? ¿Fueron al hospital o lo pospusieron a cuando llegasteis a casa? ¿Queréis visitas en vuestro momento del parto y post parto o preferís vivirlo en la intimidad de la pareja?

41 comentarios:

  1. Estoy totalmente de acuerdo contigo. Mira, te cuento cómo fue en mi caso: cuando iba a nacer el renacuajo, nosotros vivíamos en el secanal, a 6 horas de mis padres y 7 de mis suegros. Mi madre quería venirse un mes antes a casa y quedarse allí hasta la cuarentena, y yo se lo prohibí tajantemente. Quería parir sola, a mi ritmo. Quería pasar las contracciones en mi casa sin tener que hacerle caso a nadie, 13 horas en el baño si me apetecía o en pelota picada si eso era lo que más me aliviaba y luego, pasar el parto y los primeros momentos del postparto los tres solos, conociéndonos. Y realmente, lo conseguí. A regañadientes, avisé a mis padres cuando me iba ya para el hospital, y como sabes, el renacuajo nació en hora y media, así que pasé tooooooda la dilatación sola en casa (bueno, con Mr. Sapo a ratos) y el parto y postparto los 3 solitos en el hospital. Mis padres llegaron 3 o 4 horas después de que naciera el niño, ya en la habitación bien instalados y con el niño enganchado al pecho. Para mí, la situación ideal y perfecta. Además, como en el secanal no teníamos más familia y solo algunos amigos íntimos, tuvimos muy poquitas visitas en el hospital (y las que hubo, fueron cortitas y agradables, no las recuerdo para nada como incómodas).
    Y tú pensarás, si a esta chica le fue todo así de bien con el renacuajo, ahora pensará hacerlo igual, no? Pues no, esta vez, en cuanto empiecen los calores, me voy a casa de mis padres a la playa y no me vuelvo hasta que ranita/o tenga por lo menos 15 días/1 mes. ¿Y por qué? Pues porque ahora no me puedo permitir 12 horas dilatando sola en casa (porque tendré a un niño de 2 años y medio correteando por allí y reclamando atención). Porque necesito una red humana para que se queden varios días con él, porque el verano en mi ciudad es de traca y mis padres viven en una casita con piscina a pie de playa y porque me da la real gana, jajajaja, que es al final lo que cuenta! ;)
    Bueno, y este rollazo que te he soltado se resume en: intenta establecer tus líneas rojas, aunque no sean las que querías inicialmente, pero mantenlas en algún punto, no cedas todo, porque es un momento importantísimo y muy vuestro, así que debéis consensuarlo y saber que vosotros tres sois lo más importante en ese momento, así que sois la máxima prioridad. Si a los demás les parece mejor o peor, deben entender que en este caso, no prima su bienestar, sino el vuestro. Un besote gordo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que es complicado porque en este caso, la parte implicada (Mozo y yo) tenemos visiones pelín opuestas. Sin embargo es que es lo que dices. Si a mi me apetece estarme dándome duchas en pelota picada, paseando por la casa o el hospital descamisada o simplemente intentar descansar y dormir un poco, no quiero ni suegros, ni madres, ni novios de madres pululando por los pasillos. Que mi Mozo estará vestido y más o menos presentable pero yo no tendré ni ganas ni ropa :p.

      Con respecto a tu segundo retoño.... jo, es que casa con piscina y playa tiran mucho! Yo también entiendo tu postura y, efectivamente, al final lo que prima es lo que a ti te de la gana. La pregunta sería, ¿y si tu marido quisiera algo totalmente opuesto?

      En fins, nos toca debatir largo y tendido ^_^

      Un abrazo :)

      Eliminar
  2. Uffff el tema de las visitas es escabroso. Yo no querría a nadie (siempre se puede cambiar de opinión). Si es cesárea bastante tiene el cuerpo con reponerse de la abertura y si es vaginal pues también xD. Es que yo no me veo en camisón, sin sostén, cansada etc recibiendo gente. No lo veo...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Exacto. Hoy en día con los móviles, si quiero una visita solo tengo que llamar y en 40 minutos los tengo a mi disposición en el hospital. Pero claro, echarlos una vez están allí a mi me resulta muy violento y lo que no quiero es estar en una situación (mas) violenta durante mi parto.

      Un abrazo :)

      Eliminar
  3. Coincido contigo y recalco como muy importante: el momento dilatación y parto es para vivirlo entre el Mozo y tú. Nadie más. Yo lo conseguí a pesar de estar embarazada de nieto primerizo para todos pero porque en mi hospital tienen establecido x protocolo un único acompañante en paritorios. En mi parto al ser vaginal estuve en todo momento con mi pareja y una vez di a luz en la misma sala estuvimos haciendo el piel con piel todos juntos un par de horas antes de subir a planta. Avisamos a ambos abuelos de la feliz noticia y conseguimos frenar sus ganas hasta el día siguiente. Horas más tarde nos enteramos que mis padres habían intentado colarse y que las enfermeras los echaron con cajas destempladas. Muy bien hecho porque no me apetecía ver a nadie salvo al papá.
    Solo estuve un par de días ingresada y en ese tiempo me di cuenta de varias cosas:
    1. Hay gente que se va a presentar en la habitación quieras o no aunque ni les hayas avisado personalmente. Radio abuelos ya se encargará de pregonar la buena nueva. A día de hoy estos familiares están enfadados conmigo porque ya corté por lo sano diciendo un alto y claro NO a venir a mi casa, acudir a celebraciones de cumpleaños con bebé de apenas un mes, etc. Hay gente que tiene la empatía en el orto.
    2. Relación amor-odio con mis padres: vienen cargados de buenas intenciones pero agobian un montón. Eso sí, en el hospital eran los únicos con los que me sentía cómoda (aparte de mi pareja) para cosas tan indispensables como dejar al bebé mientras me ducho o ayudarme a levantar de la cama para hacer pis.
    3. Los suegros no ayudan: al menos en mi caso venían a echar la mañana o la tarde. Estaban constantemente haciéndose fotos con el bebé, cosa que me ponía negra.
    4. Los amigos mejor en casa.

    Si lo tienes claro ve preparando el terreno. Infórmate del protocolo del hospital sobre acompañantes para en caso de presentarse gente en contra de tu voluntad pedir ayuda a las enfermeras para desalojar la gente. Y sobre todo intenta que el Mozo esté de tu parte porque en esos momentos no vas a tener el cuerpo como para ejercer de perfecta anfitriona.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo creo que realmente tanto mis padres como mis suegros se van a controlar y van a comportarse si se lo pedimos. Lo que pasa es que, en mi opinión, hay que irles preparando ya para lo que se van a encontrar y no soltárselo de sopetón el día mismo que nos pase.

      Lo 'bueno' que tenemos en nuestra hobbito familia es que no hay más familiares. El círculo del Mozo son sus padres, su hermano, sus tíos y sus dos primos. El resto de la familia... Bueno, ahí están. Hace 7 años que no ve a la familia materna y al otro tío materno le vemos 3 veces al año.

      En mi familia... Jejeje. Está mi madre. Y por supuesto, su novio, que es parte de la familia. Como no me hablo ni con la familia materna ni con la paterna no creo que se presenten en el hospital. La paterna seguro que no, porque ni siquiera saben que estoy embarazada. La materna lo sabe pero no preguntan por mi a mi madre, así que mira, esas visitas que me ahorro :p.

      Y en los amigos, confío plenamente. Se que vendrán a vernos a casa cuando nosotros lo pidamos.

      Tu último párrafo me recuerda que tengo que llamar al hospital para concertar la visita. Ouch!

      Un abrazo :)

      Eliminar
  4. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  5. Yo estoy totalmente de acuerdo contigo, además si al final es parto vaginal, ya verás que durante la dilatación habrá momentos que ni con el Mozo quieras estar.
    En mi caso, del primero avisamos cuando me metieron en quirófano para cesárea de urgencia, avisó papá, supongo que por no querer pasarlo solo, además como fue de sopetón...y de la segunda, como missuegros se tenian que quedar conel mayor, papá los avisó cuando empecé con las comtracciones cada 5 minutos, que a mi me pareció pronto, ya que no quería ir al hospital tan pronto, pero como llegaron a casa me cortaron el rollo y me fui para el hospital, eso si, esta vez no fueron al hospital hasta que no llamó papá, pero lo que no respetaron fue nuestro momento de los cuatro solos para conocer a la hermanita, porque entraron directamente.
    Tú ten claro que eres la que vas a estar allí, la que lo vas a pasar y la que vas a tener las hormonas a flor de piel, y sí que es necesario ese rato a solas para conoceros y reconoceros como familia.
    Muchos besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que quiero tiempo para mi, la verdad. Hoy en día además, puedes mantener informada a la gente por whatsapp.... Claro que los suegros no saben manejar el whatsapp, son muy mayores y no tienen la más mínima intención de intentarlo así que, como son de la vieja escuela, serán de venir en persona.

      Quiero un rato a solas con mi bebé y el Mozo. En realidad no quiero un rato. Quiero un megarrato. Y no se si eso será posible. Y desde luego, no quiero a nadie cerca del hospital hasta que la peque no haya nacido y estemos los tres juntos en la habitación. No quiero que, si es una cesárea, estar en reanimación X horas y, al subir a planta, encontrarme con todo el mundo manoseando a mi bebé U_U.

      A ver en que queda todo.

      Un abrazo :)

      Eliminar
  6. Con el primero peque...y vino todo el mundo. Con el segundo...jaaaa avisamos y cuando nació volvimos a avisar y pero estuvimos solitos.agradecí la soledad del segundo el no pensar q en ven el culo y. .mas. Y q ni cara desencajada de dolor no la vieran todos mis sus familias.esta es mi experiencia. Suerte un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo también prefiero que no venga nadie a verme sufrir e intentar animarme. Como cuando tengo una migraña, que quiero mi momento de introspección pero con un final más bonito :p.

      Me alegro que con el segundo respetaran tu momento de soledad.

      Un abrazo :)

      Eliminar
    2. Una costilla q ayuda esq te pongas a l noche de parto...pero ahí ya no es cosa nuestra sino del bb jaja.

      Eliminar
    3. Jejeje. Conociendo a la Habichuela nos nace en bisiesto y a mediodía, pa que ni sea del 28 ni del 1 xDDDD

      Eliminar
  7. Con el primero peque...y vino todo el mundo. Con el segundo...jaaaa avisamos y cuando nació volvimos a avisar y pero estuvimos solitos.agradecí la soledad del segundo el no pensar q en ven el culo y. .mas. Y q ni cara desencajada de dolor no la vieran todos mis sus familias.esta es mi experiencia. Suerte un saludo

    ResponderEliminar
  8. Lo mío como ya conté fue un absoluto caos. Yo no quería a nadie, la mamá moderna quería a sus cercanos y entre pitos y flautas el primer día estuvo todo dios allí. En nuestro hospital solo puede pasar una persona a dilatación, parto, etc... Al piel con piel estuve yo solo porque al ser de madrugada no podían pasar acompañantes (solo 1 que era yo). Pero por la mañana empezó a llenarse eso de gente a mansalva y yo casi sin haber podido estar con mamá y que ella apenas estaba para moverse.
    Lo que prevaleció, por supuesto ya que ella es la que lo va a sufrir, fue su deseo. A día de hoy creo que cambiaría de elección.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo es que no quiero a nadie más que a mi Mozo. Quiero pasar la dilatación con él y no pendiente de si viene o no alguien. Quiero parir con él (y el equipo médico :p, a esos no les voy a echar, jeje) y quiero estar en la habitación con él. Por mi estaríamos a solas hasta la hora de irnos a casa y, una vez acomodados, ya si, que vengan de visita SOLO padres y hermanos. Los amigos más adelante.

      Si es cesárea desde luego que todavía más razón para estar solos pero claro, mi Mozo es un poco como tu Mamá Moderna: aunque es muy independiente quiere hacer partícipes del evento a sus papis y a su hermano. Y como él también es parte del proceso... no sé. Me sabe mal llegar cual dictadora y decir: aquí se hace lo que digo yo.

      En fins, ya veremos a que punto medio llegamos.

      Un abrazo :)

      Eliminar
    2. Pienso que la que va a sufrir esa situacion eres tu. El Mozo por mucho que se ponga en tu lugar, no va a entender el dolor que estas pasando, ni lo sensible que puedas estar con las hormonas.Cierto que él es el padre, pero (en mi humildisima opinión) deberia respetarte. Si no lo hace él, el resto de los visitantes no lo harán. Espero que te cuide como deberia cuidarte.Pero de verdad que esa es mi opinión. Un beso.

      Eliminar
    3. Yo creo que ya hemos llegado a un acuerdo ^_^. En un principio se permitirán las visitas cuando ya estemos en la habitación, sea cesárea o sea parto vaginal y con la posibilidad de cambiar de opinión en cualquier momento.

      Un abrazo :)

      Eliminar
  9. Te apoyo en cada una de tus palabras. Yo tampoco queria visitas antes-durante-después y me las comí al final. Nuestra idea era no avisar cuando me ingresaran de parto, y de hecho avisamos ya por la tarde porque mi madre se puso insistente en preguntar que tal estaba y yo no tenia humor de contestar ni inventarme nada. Le dije que habia fisurado la bolsa y estaba ingresada y que ya le iríamos informando, que marido se quedaba with me. Al final rl pobre se pasó varias horas retransmitiendo la jugada entre monólogos y pitillos al fresco con otros futuros papás (contandose batallitas sobre centímetros y horas) y no.vino nadie. En cuanto avisamos que habia nacido parece que se levantó la veda, a pesar de que dije que al menos el primer dia lo queria para nosotros solos. A las 12 de la mañana se presentó mi hermano de sorpresa sin avisar y a la hora el resto de mi familia directa. Me jodio bastante, no te voy a engañar, wncima se sentian dolidos por no coger al bebe y les.dejé dos minutos, salvo mi padre que se abstuvo por complacerme. Pichón es primer todo, como Habichuela, y mis padres son muy niñeros.
    La familia política llegó al dia siguiente porque la mia se saltó a la torera la norma y entonces.hubo que colar por el aro. Ahora bien, salvo una amiga, el resto no vino por expreso deseo. A mi madre le fastdio bastante, aún no entiendo si era por la.ilusion de que la gente conociera al nietisimo o por el compromiso. A mi tia le vete la entrada con mucha pena pero es de las que sente mete hasta en la cocina y te arranca al bebé de los brazos y antes de ladrar a la peña prefiero quedar mal. Otra vecina también quiso venir pero mi madre le dijo que no queria visitas porque estaba agotada del parto y de la anemia (mentira no era).

    Tuve que comerme muchas cositas sobre.las visitas, hay gente que no entiende y te lo echa en cara. Ahora también te digo, que no me comí las mias y me tragué toooooooooooodas las de mis compañeras (en 7 dias tuve.dos ) que llegó a tener 7 personas a la vez, yo queriendo dormir y aquello un gallinero. Para mi sin duda fue lo peor de todo.

    Para un segundo me lo replanteare mejor. No avisar es inviable puesto que alguien tiene que quedar con el primogénito! Pero creo que mentiremos piadosamentr sobre los motivos y avisaremos a padres al menos 24h después, si es parto natural y 48h si es cesárea. Lo bueno dr las visitas hospitalarias es que luego llegas a casa y estás tranquila, lo malo que en el hospital no estás igual de comoda en tu casa y echar a la gente es mas dificil.

    Llegado el.momento decidireis que es lo que mas os apetece y espero que te respeten. Yo para dar pecho largaba a la gente incluso en mi casa jajajaja.
    Mi prima que vive en otro país dijo que lo mejor de estar lejos es ahorrarte el peñazo de visitas ;P

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo es que lo paso muy mal intentando poner límites. Si es necesario, se ponen, claro, pero me jode tener que ponerme en ese papel. Por eso quiero evitarlo con antelación dejando clara cual es mi postura y explicar las razones por las que no quiero visitas tan pronto. Y siempre dejando claro que tengo derecho a cambiar de opinión en cualquier momento, claro, pero que dicha opción es exclusivamente mía.

      Siento lo de la compañera U_U. En mi maternidad las habitaciones son individuales, al parecer, así que por ese lado no tendré problemas de visitas ajenas ^_^

      Para un segundo aún no me lo planteo, jajajaja. Esperemos a ver como se desarrollan los acontecimientos con la Habichuela.

      Lo de estar fuera del país, doy fe: tengo amigos desperdigados por el mundo y dicen que es la mejor parte: el ahorrarte las visitas de familiares lejanos xD.

      Un abrazo :)

      Eliminar
  10. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  11. Creo que somos las dos igual de asociales en este sentido. En nuestro caso no tenemos pensado avisar a nadie cuando me ponga de parto. Sé que mis padres (mi padre no sé si estará en casa esos días porque trabaja en un barco) respetan mi decisión porque ya lo hablé con ellos y que quieres que te diga, aunque no la respetasen me daría igual. Es mi parto y yo decido. En el caso de los suegros optamos por no avisarlos por el simple hecho de que van a su rollo y aunque les digas que no los quieres allí hasta que vuelvas a llamarlos, se plantan en el Hospital seguro y créeme...habría muuuchos problemas, porque para esas cosas tengo demasiado carácter y los plantaría fuera. Maridín al principio quería avisar cuando fuésemos para el Hospital aunque advirtiendo de que no fuesen pero logré convencerlo de que lo mejor para todos es llamar cuando los tres llevemos un rato en la habitación y nos conozcamos un poquito. Porque quieras que no, aunque lleva 9 meses dentro de ti, es alguien a quien le pones cara por primera vez y por fin puedes achucharle, hablarle, etc...y yo esos momentos quiero disfrutarlos en la intimidad.
    Así que en principio hemos acordado hacerlo así. Avisar después de estar un rato los 3 juntitos (porque también hay la posibilidad de que sea cesárea y solo jodería que me subiesen a planta y me encuentre a alguien que no sea el padre con el chiquitillo en brazos...LO MA-TO!) y cuando vengan, dosificar un poco las visitas que también tendremos que descansar y reponernos y como que no lo vamos a hacer si tenemos la habitación con gente las 24h del día, así que en cuanto veamos que queremos estar solos lo decimos y cada uno para su casa.
    Nosotros tuvimos mayores rencillas con el tema: visitas en casa. Y es que yo ya avisé a mi familia que en casa prefiero no tener a nadie y cuando esté en plena forma y más o menos decente ser yo la que sale a ver mundo con el chiquitín. Que quieras que no...entre la recuperación, los papis, que vuelven al trabajo después de la mierda de permiso, la limpieza, el peque y el cansancio de las malas noches. Lo que menos apetece es estar recibiendo gente (aunque lo hagan con la mejor intención). Maridín estaba de acuerdo peero con las excepción de que mis suegros pudiesen venir avisando con antelación a lo que me niego totalmente... ¿Por qué? Porque ellos como te dije antes van a su bola y NUNCA avisan hasta que están ya con el coche en el portal (cosa que odio) así que no acepto visitas y punto porque al final no me saldrán de casa y en vez de un hijo va a parecer que tengo 3. Yo ya avisé a los míos que están de acuerdo porque como dice mi madre: una vez nazca el niño tus horarios los va a marcar él..y si tienes que dormir por la tarde no vamos a aparecer allí a molestar.
    Mis suegros siguen en el limbo porque maridín siempre pospone la charla. Aún así, yo ya lo tengo advertido...si se lo dice o no, es su problema pero yo no les abro la puerta...si después hay problemas que se quejen al culpable haha.
    Ya ves...en tema visitas soy demasiado radical. Pero creo que con lo caótica que se va a volver nuestra vida con la llegada del peque, lo que menos necesitamos en gente pululando todo el tiempo como si los niños fuesen a desaparecer al día siguiente.
    Ya contarás en que termina todo!!
    Un beso!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que mis suegros hablan solo de cosas banales y tontas (la palmera del jardín, si tenemos frío, si ganamos mucho o poco dinero...) y no se bien por donde respiran. Quicir, no se como serán de cara al nacimiento del nieto. Me dan la sensación de que respetarían lo que dijera el Mozo (y si no son ellos, ya se encargaría el cuñado de poner los puntos sobre las íes y negarse a traerlos en el coche) pero.... pero es que también veo al cuñado tan emocionado con la sobrina que a lo mejor es él el que los monta en el coche y ¡ale! Todos a la maternidad! Y como el Mozo no habla con ellos del tema pues no se aclara nada! Ains, que incertidumbre, madre mía!

      Yo podría no abrir la puerta, o plantarme y echarles en el hospital... El problema es que lo que no quiero es tener que pasar por eso. Son situaciones que me ponen muy nerviosa y me hacen pasar un mal rato y si se pueden evitar hablándolo con antelación pues sinceramente lo prefiero.

      A ver en que queda y a ver en que queda lo tuyo, jiji.

      Un abrazo :)

      Eliminar
  12. Bueno, este tema es complicado hasta cuando se está de acuerdo con la pareja, porque hay que tratarlo con tacto para no herir sensibilidades.
    En nuestro caso, en la maternidad de O'Donnell, durante la dilatación no dejan estar nada más que a los padres, 0 visitas. Yo rompí la bolsa, por lo que pasé toooda la dilatación en el hospital, mientras mis padres, hermana, suegra y cuñada esperaban por fuera (tomando cafés, en la sala de espera, dando paseos...). Les dijimos que les avisaríamos cuando ya fuera inminente el parto, pero a mi madre le puede la impaciencia y a las 9 de la mañana estaban ya por allí!! O_o Bollito nació a las 20:00!!
    A mí personalmente, que estuvieran por allí no me preocupó lo más mínimo, bastante tenía yo! Si es verdad que si no hubiera roto la bolsa, la dilatación la hubiera pasado en casa sola, como mucho con mi marido. Eso sí, el momento salia hacia al hospital lo comuniqué desde el principio, en mi familia somos así... Jeje.
    Una vez que nació bollito y nos fuimos para la habitación, subieron, la conocieron y se marcharon rápidamente hasta el día siguiente.
    Pero ay! El día siguiente, por la tarde, sí que fue más estresante... He de decir que tenemos una familia bastante extensa por ambas partes y es difícil de controlar la afluencia de gente, por lo que al final se fue un poco de las manos. Hasta nos llamaron la atención las enfermeras... (Vergüencita...). En esos momentos sí que me sentí un poco incómoda, pero bueno, bollito no se enteró de mucho porque sí que respetaron el no cogerla y eso que yo no dije nada! Así que, como a mi me encanta estar rodeada de los míos y bollito estaba tranquila, no pasó de un poco de cansancio por mi parte del que me recuperé al día siguiente, en el que no tuvimos más que la visita de mis padres y suegra cuando nos iban a dar el alta, que fueron a llevarnos unas cosas que nos hacían falta (entre ellas mi ropa que no sé como, se la llevaron con mi coche! Esos días son un caos!).
    Conclusión, expresado vuestros deseos si veis que son contrarios a loa de vuestros allegados para que no haya malos rollos. Tienen que entender que es vuestro momento. Y oye, a lo mejor te encuentras tan bien que hasta invitas tu a alguien a conocer a la Habichuela! Nunca se sabe y con el baile de hormonas muchísimo menos!
    Besotes

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo también voy a ir a O'Donnell!! Me han hablado muy bien del no dejar pasar a la gente pero igualmente, prefiero que no estén en la sala de espera porque eso significa que en cuanto te pasen a la habitación.... ¡¡¡pueden subir en cuestión de minutos!!!! Cielos, me estoy dando cuenta de que esto de las visitas en el hospital es como las invasiones zombies. ¡Hay que andar con 100 ojos!

      Nosotros no tenemos una familia extensa (menos mal). Bueno, si que la tenemos pero no nos tratamos así que no creo que nadie extraño venga al hospital. Si el Mozo no habla con su familia ya sacaré yo el tema de alguna forma en la cena del 31, si no es con los padres, al menos con el cuñado. Jiji.

      Un abrazo :)

      Eliminar
  13. Pues me has dejado a cuadros Hobbita. No pensaba que estas situaciones pudieran darse, porque yo misma por pudor evitaría ir hasta que me avisaran. Yo pensaba avisar de que íbamos para el hospital tanto en caso de contracciones como de cesárea programada. Pero desde luego no quiero a nadie ahí, salvo mi pareja claro, hasta que avisemos. Bastante mal rato vamos a pasar para tener que preocuparnos de estos detalles. Besos y mantente en tu linea.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Uys, si. Mis amigas me han contado de todo y muchas cosas espeluznantes. Por eso me sorprendió tanto cuando Mami Reciente nos llamó a los colegas para ir a verles a casa apenas 5 días después de dar a luz. Ella es de las que se reconforta con las visitas.

      Yo quería avisar cuando ya estuviéramos instalados en planta y con la situación medianamente controlada pero el Mozo, aunque igualmente prefiere que vengan en ese momento, quiere avisar en el momento en que nos confirmen que estamos de parto (o en caso de cesárea programada, avisar de que ese día sacan a la Habichuela).

      A ver como se desarrolla vuestro periplo, jeje.

      Un abrazo :)

      Eliminar
  14. Uff en mi caso estaba tan mal que las visitas hubiesen sido un calvario para mí. Lo que ocurre es que como no tengo familia aquí y nacio en Agosto pues no hubo problemas la verdad.En el caso de una amiga que estaba después de su parto genial pues ella quería y le gustaban la visitas y las agradecía. No se, yo diría a mozo que es mejor esperar a ver como te encuentras y luego tomar la decisión de visitas si o no. Un beso fuerte.
    Ps: mandame un mensajillo al móvil que he cambiado y perdido varios numeros.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Oído cocina! Mensajillo que va!!

      Al Mozo le intentaremos tantear en unos días, a ver si ha madurado ya la idea ^_^. Como mañana tenemos la revisión puedo aprovechar en función de lo que nos digan. Pero es que, claro. Igual que mis padres saben como va todo, conocen las pruebas que me hacen, lo que me van diciendo... los suyos no. El Mozo prefiere no decirles nada porque 'No lo van a entender'. Así que a día de hoy mis padres saben que la niña viene con dilatación de pelvis renal, que está de culo, que me puedo comer una cesárea programada... Pero los suegros, rien de rien. Para ellos la niña está perfecta y todo va estupendamente.

      Un abrazo :)

      Eliminar
  15. Puffff jajaja yo tuve "la suerte" de que no había habitaciones así que me dejaron en el paritorio 10 horas desde que di a luz y no se permitían visitas. Aún así, mis suegros se colaron :S. Ah, y al día siguiente por la mañan tenía a la tia de turno en la habitacion, lo recuerdo con horror y eso que yo estaba bastante bien pero pensar en tener que ducharme para adecentarme y esas maneras de llamar diciendo "vamos de camino" me parecieron horrorosas, prepárate porque habrá de todo. A los amigos les tuvimos que decir directamente que no viniesen y alguna encima se lo tomó a mal XD

    Lo mejor es pasarlo como tu quieras, si te apetece que haya gente pues que la haya y si no no, oye, que la que estás pariendo eres tu. Ya nos contarás que tal!! Te deseo mucha suerte!!!

    Un besote!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo creo que me libraré de muchas visitas porque al fin y al cabo somos un número reducido de personas en la familia. ¡Algo bueno que me llevo! Sin embargo, miedo me da que las 6 personas cercanas a nuestra vida sean tan coñazos como 60 xDDDDD.

      Veremos en que queda todo al final.

      Un abrazo :)

      Eliminar
  16. Ahora mismo hazte a la idea de que te estoy aplaudiendo. Yo creo igual que tu, no quiero visitas ni antes, ni mientras ni después. Cuando llegue a mi casa, esté tranquilita, en mi ambiente, con mi bebé tranquilo, entonces PUEDE que le diga a la gente: ¡venga, ansiaos, ya podéis venir! En mi caso estamos de acuerdo tanto Manu como yo y hay más problema por mi madre, que me ha dicho que se va a plantar en urgencias todos los días para ver si entro. Así, respetando mis planes. Tengo miedo a ese momento, no sé si al parto o a las peleas que voy a tener. En fin, espero que tengas suerte ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Uys, pues a tu madre hay que ponerle freno! Que dice mi amiga tranquila que cedes en una cosa y acabas con la despensa llena de magro de cerdo enlatado sin entender muy bien por qué, si nunca te ha gustado el magro de cerdo... ¬_¬

      Divagaciones aparte, lo que tú quieres es exactamente lo que a mi me gustaría aunque entiendo que tengo que llegar a un término medio con el Mozo. Yo querría que vinieran a ver a Habi ya en casa, cuando estemos más o menos centrados y acoplados y no en el hospital, estorbando a enfermeras y no dejando descansar ni a parturienta ni a Mozo.

      Un abrazo :)

      Eliminar
  17. Esto es cosa de dos, pero la dilatación, los dolores y las reacciones de tu cuerpo son tuyas. Mente y cuerpo ese día maa que nunca notarás su conexión, tanto que si estás incómoda con ese tema puedes acabar tensa, tardar mas en dilatar, que los puhos sean menos efectivos, etc. Mi mejor amiga estuvo dilatando con 9 personas hablando de pesca,de peluquería, una controlando los minutos entre contracción... Y mi amiga amarilla cerrando los ojos,en tensión por lo que las contracciones fueron super dolorosas y iba por 2cm! Yo fui porque me llamaron,le di un beso y me fui, 30 segundos y no se para que me dijo su hermana que fuera. Luego me enteré que le dio un ataque de ansiedad y losxecharon a todos, la suegra decia q no se iba, se lió un follón... Su parto fue terrible...
    Yo llamé para decir que estábamos en el hospital cuando ya estaba en la sala de partos y dije que me iban a examinar. Parí relajada, contracciones suaves, cuanto mas me relajaba mas soportables, de hecho de las dolorosas solo tuve una hora y de las muy dolorosas el ratito del expulsivo que fueron 4 contracciones. Tu linea roja aquí manda mas, tenéis que conseguir que tu cuerpo esté relajado y tu mente en paz, también or el bien de la niña. Luego para instaurar la lactancia debe de estar pegada a tí para facilitar todo y tu tranquilita, en tensión a mi se me bloquean los conductos de la leche,se me tensan los músculos del pecho y los oprimen. Visitas y demás cuando te sientas tranquila, si es desde el minuto 1 les llamas, sino no lo hagas. Explícale esto al mozo, busca info al respecto, verás que lo entiende, es que no se imagina de como puede mejorar un parto si la parturienta se siente genial y respetada.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ayer estuvimos hablando en el paseo el Mozo y yo y creo que ya hemos llegado a un acuerdo intermedio, siempre sabiendo que en cualquier momento se puede romper si decidimos que nos interesa más otra cosa.

      Es que, efectivamente, a mi me da miedo pasarme un parto como el de tu amiga.... Porque yo me pongo muy tensa pero a la vez me cuesta poner los límites a la gente (sin parecer una malvada ogra que se los va a comer).

      Y si es cesárea, desde luego que quiero vivir los primeros momentos con mi bebé y mi mozo sin suegros y padres por el medio. Solos los tres durante un buen rato :)

      Un abrazo :)

      Eliminar
    2. Me alegro de que hayáis llegado a un acuerdo. Yo soy como tú, por eso para evitar malestar lo hicimos asi. Luego en casa me sorprendió que no me molestaron las visitas, me entretenían y todo. Algunas de horas pues regular,pero porque no me podía incorporar y sufría dolores terribles de mi epidural mal puesta, sino...ni las largas me hubieran molestado.
      Pdt: tú sigue haciendo el gato enfadado y vete al cine a ver la guerra las galaxias a ver si se gira!

      Eliminar
    3. Esta noche.... STAR WARS!!!!! A ver si la fuerza nos acompaña y la Habichuela se gira :p

      Eliminar
  18. Me parezco mucho a ti en lo de asocial...jajajaja!pero un huevo!si por mi fuera (y ya lo he dicho en alguna ocasión, que este tema me interesa ver como lo gestionais) a mi niña la conocerian un mes despues de su nacimiento. ¿Suena exagerado? Quizás, soy muy de extremos en mi vida... estoy super de acuerdo en todo lo que dices, y me parece que lo explicas FENOMENAL. En mi caso, mi marido esta de acuerdo en avisar a sus padres cuando la niña este conmigo en la habitación y ya en condiciones optimas para el trance visitario. Esa parte genial, y su familia bajará y no me disgustara. Pero con mi madre no tengo buena relación. Y ni si quiera me apetece llamarla...es una movida muy larga, el caso es que la llamaran pero por compromiso y por mis tios,por no liarla en MI momento. Por una parte que venga todo dios al hospital y asi en casita estamos los que tenemos que estar, el padre la madre y la hija. Pero ya veremos, por que creo que va a ser cesarea y quizas ponga muuuuuchas lineas rojas para la visitas. En fin, tengo pensado hablar de como me ha ido con este tema, cuando tengamos a la princesa por aqui :) un beso enorme!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ay, si. Yo también querría que vinieran cuando ya estuviera en casa, instalada y en mi ambiente, con mi Perrucha Chucha saludando a todos y llevándose también parte de la atención :p. Peeeeeero, no caerá esa breva (en algo hay que ceder, tanto por los papis como por los abuelos :p).

      Con el Mozo ya está hablado y solucionado. Se avisará cuando estemos los tres en la habitación y haya pasado un rato en el que nos hayamos presentado debidamente, como la gente de bien :p.

      Yo con mi madre también he hablado y bueno, lo acepta. Creo que no le termina de parecer bien pero me agradece que se lo haya dejado claro antes de presentarse en el hospital.

      Cuando las peques estén en este plano de la existencia, ya contamos como han sido nuestras experiencias y si al final hemos cambiado de idea y hemos llamado a nuestras familias para venir antes.

      Un abrazo :)

      Eliminar
  19. Pues nena tu imponte porque a fin de cuentas eres tu la que va a asar dolores, nervios y demases que los mozos y parejas acompañan y ayudan (al menos en mi caso) pero ellos no pasan físicamente lo que nosotras.
    Yo el dia que rompi aguas avisamos a to kiski pero ya dijimos que la cosa iba laaaarga y que ya avisaríamos.
    Mi madre quiso venir si o si. A las 7 de la mañana...y estuvo sola por ahí hasta la una de la madrugada! Me gustó que viniera pero me supo mal tantas horas (aunque ella haciendo amigos en la sala de espera oye).
    En mi hospital, a dilatación solo entra la pareja (pregunté si podía entrar ella también y no). Ya cuando la cosa se pone seria (en mi caso cuando ya dilaté los 10 cm) creeme que no hay ganas ni pensamientos de visitas y si te pasa como a mi que vacié los intestinos cosa mala, y tu mozo a de estar limpiandote el trasero (XD al menos en algo pueden ayudar jeje) apuesto a que se repensará lo de las visitas inminentes.
    En mi caso tras la cesarea la primera persona en ver y agarrar a mi pitufa a la puerta del quirofano fue mi madre (mi pareja habia ido a por las bolsas al coche) y lloró como una madalena. Me sentí muy tranquila sabiendo que si no conmigo estaba ella ayudando a mi pareja que la veia yo algo tocha con bebés XD
    Las visitas que he recibido han sido cortas, amables y en mi caso eso si, me he agobiado algo porque estaba yo en neo dando pecho y demás y claro ellos a traves del cristal pero yo sufriendo por si se aburrian o algo. Pero vamos a parte de eso genial.
    El coñazo viene luego, las presentaciones en sociedad una vez sales. Como no quiero a nadie en casa (ni caben) los 3 primeros dias fueron un vaiven de ir y venir a casa de unos y otros pero ahora ya está la niña presentada (faltan mis abus pero mia buelo tiene neumonia así que con toda la pena de mi corazon esperaremos antes de ir).
    Y en fin...que a lo que vengo...las visitas harán en ultima instancia lo que les de la real gana pero que tengas en cuenta que si ahs de impornerte impornte porque no sabes como estarás después del parto. Igual tienes un subidón genial de enrgia (como me dio a mi) o igual estás dolorida y rebentada. Así que mozo tendrá que esperar y actuar segun veais sobre la marcha.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, de momento tenemos pautado un plan de acción con posibilidad de cambiarlo sobre la marcha :p. Claro que me impondré llegado el caso si me encuentro mal o si estoy cansada o si simplemente he llegado a mi límite de tolerancia "visitil" pero me gustaría no tener que llegar a eso en esos momentos porque, previamente, se haya hablado con los implicados. Los amigos ya saben que serán informados vía whatsapp y que vendrán cuando nosotros digamos. Mi madre y su novio ya están informados de mis deseos y van a respetarlos. El problema es que los padres del Mozo, mis suegros, no saben nada de que va la vaina y si ya cuesta echarles cuando vienen a casa (ellos terminan de comer, de hacer las actividades programadas y a la que te descuidas, en vez de irse, se ponen en la tele la vuelta ciclista a España y se echan un sueñecito) no me imagino echarles cuando tengan una nieta rebonica a la que mimar xD.

      En fins, lo que tenga que ser será, jiji.

      Un abrazo :)

      Eliminar